¡Desbancarízate!

opciones-de-financiamiento-en-Mexico

Muchas personas desconocen que no necesitan de un banco para hacer crecer su dinero y obtener financiamiento. Y aunque el sector financiero ofrece una gran variedad de productos y servicios, en el caso del crédito, el 90% de las personas físicas o Pymes no califican para obtener un crédito bancario. ¿Hacia dónde puede voltear este público desatendido?

Aquí les dejo unas opciones:

Banca de Desarrollo, INADEM, Secretaría de Economía, Nafinsa, etc.: Los apoyos gubernamentales están creciendo, el gobierno desarrolla cada vez más programas para incentivar el crecimiento del sector Pyme y los Micronegocios. Es una opción viable, pero de mucha paciencia. Las tasas que ofrecen (a veces subsidiadas) son más atractivas que las de los bancos.

SOFOMES y SOFIPOS: El financiamiento que ofrecen estas entidades financieras, es una excelente opción, pues ofrecen esquemas para diferentes perfiles, que van desde microempresarios rurales hasta grandes empresarios urbanos. Las tasas que ofrecen son competitivas, pero se compensan con flexibilidad en requisitos y tiempos de respuesta.

CROWDFOUNDING: Es un sistema de financiación colectiva, un modelo de cooperación entre personas, sin intermediarios financieros, donde se reunen sumas de dinero tope, para impulsar proyectos personales y empresariales.

FONDOS DE CAPITAL SEMILLA: Se refiere a fondos de capital de riesgo o fondos de grupos de empresas que invierten capital privado en negocios atractivos y buscan incentivar emprendedores y ayudarlos a desarrollar su negocio.

En todas estás opciones también deben pasar por un procesos de análisis y su historial crediticio es la herramienta clave para conseguir las mejores tasas.

Anuncios

¿De verdad necesitamos a los bancos?

depositos_bancarios-424x318

La banca comercial es un elemento habitual en nuestra vida. Esencialmente cubre tres necesidades financieras de nuestro día a día: resguardar nuestro dinero, fungir como vehículo de pago y para financiarnos, (crédito, préstamo, arrendamiento, etc.)

El banco se convirtió en una herramienta de administración de dinero y pagos, costosa y que no presta, a pesar de que resguardan nuestro dinero, el cual está lejos de generar algún rendimiento. Pues, aunque éstos ofrecen créditos en su gama de productos y ofrecen a los ahorradores tasas relativamente “bajas”, yo solo veo que se preocupan más por cobrar comisiones.

Además, el beneficio de resguardar y darle seguridad a nuestro dinero, no va de la mano con el con la obtención de crédito, ¿Los bancos no existían para intermediar entre ahorradores y deudores? así los ahorradores generaban rendimientos y los que necesitaban financiamiento podían lograr sus proyectos, el modelo bancario se basa en un GANAR-GANAR. Hoy en día en la banca mexicana, solicitar un crédito, es un proceso complicado, básicamente un dolor de cabeza para el usuario común y corriente, que tiene que hacer filas en la sucursal, llevar una serie de documentos innecesarios, recibir atención impersonal y esperar un largo periodo para recibir una respuesta, que usualmente es negativa.

El 90% de los usuarios que buscan un crédito bancario, reciben una respuesta negativa sin una razón clara. Lo lamentable del asunto es que la mayoría desconocen otras alternativas de financiamiento como: las SOFOMES, la Banca de Desarrollo, las Sofipos o el crowdfoundig.

La realidad es que el acceso a préstamos está evolucionando, y actualmente existen diversas opciones, rápidas, flexibles y sin bancos comerciales. Alternativas que nos hacen volver a la pregunta inicial ¿De verdad necesitamos a los bancos tradicionales?

SOFOMES 2.0

SOFOM_Credito

El proceso de renovación de registro de Sofomes concluyó el pasado 4 de Julio. Alrededor de 800 Sofomes, lograron su renovación garantizando seguir operando, 700 están en un proceso de revisión; por lo cual, si todas pasan el trámite, alrededor de 1,400 firmas seguirán en el mercado y 1,500 entrarán en trámite de cancelación o serán sociedades que se liquidarán u operarán como empresas mercantiles. Sin título

Esta depuración, más que una crisis, es parte de un proceso de maduración del sector que depura a aquellas Sofomes que contaban con malas prácticas y dañaban la imagen de las demás. El proceso de renovación funge como sello de garantía respaldando al sector como la fuerza financiera de contrapeso frente al sector bancario.

El registro es apenas la mitad del camino, todavía falta que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) realice auditorías, revisiones, supervisiones, etc., lo que incrementará los costos de las cuotas regulatorias (que las Sofomes tendrán que absorber). No obstante, se espera que el sector mejore sus interrelaciones con los bancos y obtenga acceso a fondeo de este sector, tema casi bloqueado para las sofomes hasta ahora. Esto, buscando que se refuerce a las Sofomes como un aliado estratégico en la colocación de productos y servicios financieros.

Viene mucho trabajo, pero este proceso es una bocanada de aire fresco, que traerá una nueva alternativa al 70% de la población que se encuentra desatendido por los bancos. El que las Sofomes operen de manera correcta enriquecerá la competencia y beneficiará a los usuarios que buscan cubrir sus necesidades de crédito.

¡Estamos listos!

DE EMPRESA PATITO A CISNE EMPRESARIAL

patito-feo

No ser ambicioso es el camino directo hacia la mediocridad.

Muchos emprendedores inician sus negocios sin tener un plan de crecimiento a futuro, la mayoría se estanca en un periodo de incubación o no sobrevive a los primeros dos años de vida. El principal problema radica en iniciar operaciones sin nociones básicas de educación financiera. Sin una cultura financiera, cualquier plan de negocios exitoso en papel corre el riesgo de fracasar.

¿Cómo apoyar entonces a estas empresas en germinación?

Ofreciendo soluciones financieras acompañadas de capacitación financiera. Debemos ayudar a que los empresarios adquieran una visión clara de su desarrollo de negocio desde el punto de vista financiero. Incorporando buenos hábitos empresariales, las micropymes y pymes incrementan sus probabilidades de supervivencia de un 20% a un 80% de acuerdo a datos de la Condusef.

Los empresarios deben superar todas las barreras que limitan sus negocios, principalmente las propias.