Conectarse o Morir

blog-fintech

Ya no es una novedad que cada día estamos más conectados, la información viaja a tal velocidad que nos está convirtiendo cada día más en seres tecnológicos. Por supuesto hay quienes están en contra y argumentan que estamos más conectados al celular que entre nosotros. En consecuencia se está cambiando la base de nuestra sociedad.

La realidad es que la humanidad está viviendo una faz de cambio en todos los sentidos. Vivimos un mundo de interdependencia donde nuestros actos generan olas, nuestras vidas son cuasi-públicas y aunque a mi no me gusten las redes sociales, al de a lado si le gustan y voy a aparecer en su historia. Así nos vamos conectando. Nuestros hábitos de consumo también se conectan: gustos, preferencias, visitas a la tienda de apps de Apple, Amazon, etc. Estas interfaces saben más de nosotros que nosotros mismos. De eso se trata el BIG DATA, de tener información de cómo nos comportamos y hacia donde nos dirigimos. Esto nos puede llevar a un grado de evolución nunca antes alcanzado.

Dentro del sector financiero mexicano, todos dependemos de todos. Llámese banco, SOFOM, crowdfunding, casa de empeño, fondo de inversión, los reguladores o casa de bolsa; somos un mundo en un universo interconectado. Sin embargo, en el sector financiero, hemos actuado de manera contraria. Los bancos están cerrando las cuentas a las SOFOMES y éstas a su vez señalan el mal servicio de los bancos Y los crowdfundings por su lado, dicen ser la única solución. Cada institución financiera entra en conflicto y no acaba de entender que estamos interconectados y dependemos unos de otros.

Las SOFOMES necesitamos a los bancos, porque en los bancos es donde se hacen las transacciones de dinero, los bancos deben de ver a las instituciones financieras no bancarias como sus aliadas, porque le van atraer clientes y ayudar a generar acceso e inclusión financiera. Las pymes y los empresarios por su lado, deben de entender este mundo interconectado. No porque tu vida este en un banco, significa que debes quedarte siempre con éste. Hay muchísimas opciones de préstamo, de crédito, de manejo de cuenta, etc. No hay que tener miedo, hay que cambiar, hay que conectarse, hay que usar la banca en internet, hay que solicitar crédito en línea, hay que comprar en línea…

Todos dependemos los unos de los otros, no se trata de luchar, sino de unirse, eso es lo que necesita México desde el punto de vista financiero. Empresarios, sector financiero bancario, sector financiero no bancario, reguladores y fintech debemos trabajar en conjunto, por que hay un mercado para todos y la forma de alcanzarlo es conectándonos.

 

Sector financiero y Fintech: ¿La destrucción de la banca o cambio en nuestras costumbres?

FInTech

 

La evolución del sector financiero no significa que los bancos van a dejar de existir o que los servicios como vehículos de pago, de ahorro, de inversión, etc., van a dejar de ofrecerse. El futuro implica que se modifique el modelo de negocio a las nuevas necesidades tecnológicas y financieras de los consumidores.

Los nuevos participantes en el sector financiero no buscan competir con los bancos, buscan diversificar el acceso a financiamiento a través de la ESPECIALIZACIÓN. Crear productos enfocados en áreas específicas, con el fin de brindar a los consumidores servicios financieros más eficientes y atención personalizada y relevante.

Para entender el sector financiero, podemos decir que se divide en 4 rubros principales:

  1. El banco de día a día. Donde administras y guardas tu dinero de tu vida corriente, cheques, cajeros, sucursales, etc. En esta área la banca hace muy bien este trabajo de gestión, pero deja a un lado, la atención personalizada que es requerida en servicios financieros especializados.
  1. La zona de préstamos. Es la parte del sector financiero que se encarga de dar acceso al financiamiento, vía arrendamientos, factorajes, líneas de crédito, créditos simples, créditos hipotecarios, etc. Uno pensaría que los bancos se dedican a esto, pero en México no es un servicio desarrollado, tienen descuidadas a las personas físicas y a las pymes por darle más atención a clientes corporativos y gubernamentales.

Por ello existen otros jugadores del sector financiero no bancario, como son: Sofomes, Sofipos, Cajas de Ahorro, P2P, Crowdfundig, etc. La realidad en está zona de préstamos, es que existe más demanda que oferta, pero es una zona que se encuentra en evolución constante y busca brindar soluciones rápidas y flexibles en nichos cada vez más especializados.

Los principales nichos de zona de préstamo son:

CONSUMO, normalmente dinero para uso de corto plazo, normalmente se usa en créditos simples, y tarjetas de crédito.

PRODUCTIVO, financiamiento a la actividad productiva, de empresas y personas físicas, dirigido para adquisición de equipo y maquinaria, inventarios, capital de trabajo, y normalmente se usan créditos simples y revólventes, factoraje, arrendamiento.

HIPOTECARIO o INMOBILIARIO, adquisición y mejora de vivienda e instalaciones.

  1. Medios de pago. Del lado del consumidor vemos tarjetas de crédito, soluciones de pago móviles y banca electrónica. Por ejemplo, dentro de este desarrollo fintech tenemos a Apple Pay o Bitcoin.

Es un medio que está evolucionado muy rápido, que le está quitando clientes a los bancos por medio del fintech y el uso de smartphones. Allí tenemos el caso de la cadena de retail Whole Foods Market, conocida por ser abierta a todas las clases de pago, y que en el 2014 implementó el recién nacido Apple Pay como método de pago y su sorpresa fue que en ese mismo año se incrementó las opción de pagos móviles en un 400%.

Del lado de los negocios, los puntos de ventas tradicionales de los bancos son obsoletos y caros. Hoy en día hay varias opciones que te ofrecen gadgets económicos, que conectas a tu smartphone sin una serie de requisitos y comisiones, y que facilitan a éstos, los cobros a tarjetas de crédito u a otra clase de pagos digitales.

  1. Finalmente, tenemos el sector de ahorro e inversiones, que todavía está muy conectado a los bancos. Honestamente, las cuentas de ahorro y los fondos de inversión que hoy existen en México, para la población en general, no te generan un rendimiento, algunas veces hasta pierdes por temas de comisión, básicamente es como si tuvieras el dinero bajo el colchón.

Existen algunas empresas en plena evolución que están atadas de manos por los temas regulatorios. Pero tenemos a los crowdfundings que son una buena opción para invertir, generar ganancias y te dan la libertad de elegir a quién le quieres prestar tu dinero.

En opciones para invertir en la bolsa, podemos ver interfaces hechas a la medida de usuarios comunes, para que realicen sus inversiones sin necesidad de un bróker y desde la comodidad de su casa.

El punto relevante de la evolución del sector financiero, no está, en si,en el cambio generado por el mundo digital, ni en los cambios en los bancos y las regulaciones, el cambio y el futuro del sector, se enfoca en el consumidor, él está cambiando el mercado, los usos y costumbres de la población está cambiando radicalmente.Como sector financiero, debemos salir de zonas de confort tradicionales, no podemos ser queriendo atender al cliente igual, tenemos que salir a entenderlos y a brindar soluciones personalizadas, porque el usuario no va quedarse en el mismo banco que le ofrece de todo un poco y de ese poco nada.

Mi consejo para los usuarios, es diversificar sus necesidades financieras a instituciones especializadas. Hoy vemos instituciones dedicadas a crédito hipotecario, automotriz, empresarial, factoraje, líneas revolventes, arrendamientos, etc. Estas Instituciones especializadas pueden ofrecerte productos y servicios financieros a la medida y sin pagar de más.

No te quedes con un sólo banco o SOFOM o fondo de inversión, lo de hoy es cambiar donde te atiendan y cubran tus necesidades mejor, lo de hoy es la diversificación financiera.

 

 

¿Qué demonios es una SOFOM? ¿Y por qué si te presta?

foto-Conexion-Empresarial-Modelo-de-Negocio

Escribo de SOFOM dando por hecho que muchos de los lectores saben a que me refiero. Pero hablando con gente que no pertenece al sector financiero, me doy cuenta que no existe mucha idea de qué se trata y me preguntan ¿Qué demonios es una SOFOM?

Para empezar, la nomenclatura SOFOM, significa Sociedad Financiera de Objeto Múltiple, todas las SOFOMES son empresas que están reguladas por las leyes financieras y son catalogadas como instituciones financieras no bancarias.

Las SOFOMES son instituciones financieras que se dedican al otorgamiento de crédito a través de productos y servicios financieros. La diferencia ante un banco por ejemplo, es que no pueden captar recursos del público en general; es decir, no pueden abrir cuentas de ahorro.

Cómo todas las empresas, las SOFOMES siguen la razón social, S.A. de C.V. seguido de la abreviatura SOFOM que se divide en dos nomenclaturas ENR y ER. ¿Qué quiere decir esto? Entidad Regulada y Entidad No Regulada, esta diferenciación se estableció en un principio para distinguir a las SOFOMES vinculadas con instituciones financieras bancarias que captan ahorro, que son las ER y por lo que deben estar supervisadas como bancos; las SOFOMES ENR, en cambio, no tienen percé, ninguna relación alguna institución que capte ahorro.

No obstante, esta distinción en nomenclaturas dan una visión errónea de las SOFOMES. Ambas están supervisadas y reguladas por el Gobierno, cumplen las normas en cuestiones de Lavado de Dinero y de protección de datos de usuarios financieros. En resumen, la nomenclatura cataloga que la empresa está autorizada por el Gobierno para dar productos financieros y que lo regula la Ley de Crédito y la CONDUSEF.

Ya que definimos el concepto, pasemos a un poco de historia: la SOFOMES, se crean como una evolución de las SOFOLES ¿las recuerdan?, aquellas Sociedades Financieras de Objeto Limitado, que se crean a principios de los noventa cómo una alternativa a la crisis de esa época, para incentivar principalmente el crédito a la vivienda.

Debido al éxito de las SOFOLES, se dio un empuje a la creación de nuevas instituciones financieras no bancarias, pues las SOFOLES al ser limitadas, sólo brindaban un producto financiero, las SOFOMES al ser múltiples pueden otorgar diversos tipos de productos y servicios.

Otra razón de peso que dio creación a las SOFOMES, fue reaccionar ante el panorama mundial que se manifestaba principalmente en los países en vías de desarrollo, impulsado por las microfinanzas. El incentivo fue crear un ecosistema financiero no bancario con el objetivo de penetrar a los clientes que los bancos no estaban tomando en cuenta, como los que se encuentran en la base de la pirámide o en las zonas rurales.

Debido a este movimiento se impulsó la creación de las SOFOMES, una alternativa para otorgar financiamiento a los clientes desatendidos por los bancos. Y que irónicamente, no son sólo son los del tipo rural o informal, sino usuarios de zonas urbanas y Pymes.

En el sector financiero no bancario, hay otras estructuras como las SOFIPOS (Sociedades Financieras de Objeto Popular), que son entidades reguladas que pueden captar ahorro, son una especie de microbancos, tienen regulaciones similares a la de los bancos, y su objetivo es captar el ahorro del sector popular.

Existen diversos modelos de instituciones financieras no bancarias en México, pero las SOFOMES son las que más han crecido en el sector, rebasando las 1400 sociedades.

Existen distintos productos de acceso a crédito, que puedes encontrar en las SOFOMES:

  • Microcrédito (individual y grupal): Es un préstamo de montos pequeños a personas físicas, muchas veces conectados a destinos productivos, principalmente operan en zonas rurales y semi urbanas, pero cada vez mas las encuentras en las zonas urbanas.
  • Crédito de Nómina: Es un préstamo al trabajador, que la empresa descuenta de la nómina del empleado o trabajador.
  • Financiamiento PYME y emprendedor : Es un préstamo para cubrir necesidades financieras de las empresas.
  1. Crédito simple: Es un préstamo sencillo, que se cobra una vez al mes hasta saldar la deuda.
  2. Crédito Revolvente: Es un préstamo, que se distribuye a través de una línea de crédito, es decir puedes usar el capital de nuevo conforme lo vas pagando.
  3. Factoraje: Es un mecanismo de financiamiento a corto plazo, para cobrar tus facturas de manera inmediata, es decir, yo tengo una factura con Wal-Mart a 120 días, pero necesito liquidez, entonces la institución financiera paga la factura con descuento y así recupero en menor tiempo la factura de Wal-Mart.
  4. Arrendamiento Puro y Arrendamiento Financiero: El arrendamiento financiero similar a un crédito simple, sin pagar un enganche, en lugar de pagar amortizaciones, voy pagando rentas y al final tengo la opción de comprar el activo o simplemente devolverlo para sustituirlo por uno más nuevo. En arrendamiento puros, es el mismo modelo pero la opción a compra legalmente no está permitida, de esta forma que el total de los pagos que realices se vuelven deducibles teniendo enormes ventajas fiscales para la empresa.

El acceso a crédito en las SOFOMES es especializado, es más flexible que los bancos, normalmente su trámite es más rápido y sencillo y tiene tasas de interés competitivas y plazos a la medida de las necesidades de los usuarios financieros.

Como detalle final, si una empresa te ofrece financiamiento y no es una entidad financiera que cuente con una nomenclatura regulada, mi recomendación es tener cuidado, pues las leyes financieras no te protegen como usuario. ¡Mucho Ojo!

Los Retos Financieros del 2016

Smartphone with finance and market icons and symbols concept

Innovación Financiera 2016

 

A mediados del 2015 comencé el blog de Capitalez, con la finalidad de compartir un poco de mi expertisse sobre finanzas empresariales. Afortunadamente, la respuesta al blog ha sido bastante positiva y enriquecedora. Gracias a los lectores y su retroalimentación, he podido adentrarme en nuevos horizontes y conceptos sobre el mundo financiero.

En Capitalez he tratado temas como el acceso a crédito PYME, la importancia de la educación financiera, la mejor manera de tener un historial de crédito positivo, etc. También me he enfocado de compartir y explicar como acceder a créditos a través de instituciones financieras alternativas a los bancos, como: SOFOMES, P2P, crowdfunding, incubadoras. Pero siempre apegado a mi punto de vista personal sobre el reto que enfrentamos las instituciones financieras como otorgadoras de crédito, ante las regulaciones y dictámenes que tenemos que cumplir con el Gobierno. Así mismo como empresario y emprendedor, la realidad que enfrentamos las PYMES, para cubrir nuestras necesidades financieras para hacer crecer y fortalecer nuestras empresas.

Haciendo una recopilación, he podido aprender más sobre cómo los servicios financieros deben y pueden estar mejor enfocados a los usuarios y este nuevo conocimiento me ayuda a mi como trabajador del sector a entender más a mis clientes, reinventar mis productos, servicios y mirar hacia el futuro y las nuevas herramientas que traerá.

¿Qué se viene para el 2016? Otorgar crédito PYME personalizado, buscando nuevas estrategias que satisfagan a nuestros usuarios, a la vez que se capacitan financieramente. Innovar el negocio financiero tecnológicamente: la disrupción de los negocios fintech y el bitcoin nos reta a todas las instituciones financieras de ser creativos y buscar nuevos caminos dónde la tecnología trabaje a nuestro favor y de nuestros clientes.

Debemos enamorar clientes jóvenes, volver a generar confianza, las instituciones financieras –especialmente- las no bancarizadas han sido brutalmente golpeadas con estigmas negativos. Por tal, el principal reto, es atraer, educar y brindar un excelente servicio a nuestros usuarios, que vean que el apalancamiento financiero es una opción viable de crecimiento, desarrollo personal y empresarial. Las instituciones financieras estamos listas para materializar las metas que se vienen para el 2016. ¡Estamos listos!