Please disable Ad Blocker before you can visit the website !!!

¿Qué necesito saber antes de pedir un crédito?

by CapitalEZ   ·  8 febrero, 2016   ·  

Muchas veces la gente tiene necesidad de un financiamiento, no obstante, llenan la solicitud de crédito sin revisar previamente si cuentan con los requisitos para calificar a éste. Ya seas un emprendedor, una Pyme, un empresario o un simple mortal, debes contar con una serie de requerimientos para acceder a crédito. ¿Qué necesitas revisar antes de solicitar un crédito y no perder tu tiempo?

El proceso de solicitud de crédito en cualquier institución financiera, va a requerir dedicarle tiempo – desde la generación de información hasta la entrega de documentación- y el tiempo es muy valioso, así que debes tomar en cuenta qué necesitas preparar para tener más probabilidad de acceder a un crédito. No hay una regla general, el universo de las distintas opciones de las entidades financieras que dan crédito en México (Bancos, Instituciones financieras no bancarias como SOFOMES, crowdfundings, cajas de ahorro, Fondos del Gobierno, etc.), más o menos van a revisar las mismas cosas, aunque cada una tiene sus propias características a evaluar.

Desde el punto de vista de empresas, hay algunos requisitos fundamentales que todos revisan: en primer lugar es como te has comportando ante otras deudas, tanto de tu empresa, como de sus representantes legales y/o accionistas. Esto se hace por medio del Historial Crediticio, en México se puede hacer a través del Buró de Crédito (http://www.burodecredito.com.mx), del Circulo de crédito (http://www.circulodecredito.com.mx) o revisando con tus proveedores tus costumbres de pago. Como ya he mencionado en blogs anteriores, los mejor que puedes hacer para tener conocimiento de tu historia, lo mas importante es ser responsable y ser honesto. Es decir, si por alguna razón dejaste de pagar el SKY, el celular, la tarjeta de crédito, etc. y eso hace que aparezca mal tu historial, es importante mencionarlo a la institución, al final ellos detectan cualquier irregularidad. Es mas fácil para la institución financiera entenderte bien para brindarte la mejor solución y si tienes un caso grave de deuda, lo mejor es solucionarlo o al menos iniciar una negociación con tu acreedor, lo cual será importante dar a conocer en tu proceso.

No significa que tener algún tropiezo en historial crediticio, significa que nadie te va prestar, efectivamente los Bancos no van a ser tu camino ideal, ya que cualquier incidente para ellos es motivo de declinación. No van a ser muy abiertos a entender los porqués del tropiezo, pero no es tan estricto en las instituciones financieras no bancarias (ejemplo SOFOMES) donde podrás encontrar esquemas más flexibles y contar con más tiempo para entenderte a ti y a tu negocio.

Por ejemplo, las SOFOMES, cuentan con esquemas de reestructuración de deuda, que te ayudan a mejorar tu historial crediticio a través de liquidar tus deudas por medio de una negociación, para que puedas solicitar crédito nuevo -y si lo pagas bien- te ayudará a crear un mejor historial.

Es el principal requisito y aunque veas empresas que en su publicidad dicen que no revisan tu historial crediticio, es una mentira, todas lo revisan de una forma o otra. Mi consejo, muy personal, es que no te acerques a empresas que manejan ese tipo de mercadotecnia, por que puede ser una estafa. ¿Quién quiere prestarle dinero a alguien que no quiere conocer?

No significa que jamás accederás a crédito si tienes un historial negativo, simplemente eres una persona con más riesgo y no vas a ser candidato para muchas instituciones. Para las que lo seas, te ofrecerán tasas altas y te pedirán algún tipo de garantía. Y lo mas importante, el historial crediticio es una historia, por más mala que sea, siempre puedes escribir nuevas historias buenas, que entre más tengas serán más importantes que las malas.

El segundo requisito fundamental es el destino del crédito. ¿Para qué necesitas el crédito? Normalmente lo que más les gusta a las instituciones financieras es que el destino del crédito sea para algo productivo: un negocio, invertir en maquinaria, para capital de trabajo, etc., actividades que puedan generar rendimiento a ese crédito. Es importante que tengas un objetivo claro y productivo al solicitar el crédito. Entre más detallado mejor. Recuerda que si no tienes una meta fija, se considera como una solicitud de riesgo y es más probable que te lo nieguen. Otras de las cosas que revisan la gran mayoría de las instituciones financieras, tiene que ver con el negocio actual, es decir, no evalúan la idea, el proyecto o el futuro de tu negocio; le prestan a lo que tienes hoy, a tu presente. Van a voltear a ver tu flujo de efectivo en los bancos, tus estados financieros, tu capacidad de pago, etc.

Aunque gran parte del crédito es para iniciar nuevos proyectos o comprar maquinaria, las instituciones financieras normalmente no te pueden prestar por proyecciones de dinero que no generas aún. Evalúan la capacidad de ingresos y egresos de tu negocio actual. Así que en está etapa mantén preparados estados financieros de ejercicios anteriores o estados de cuenta bancarios (de todos los bancos que tengas), cualquier institución financiera va buscar cuál es tu fuente de pago ya que el riesgo para la institución financiera se basa en ello. Entre mayor flujo de dinero tienes, mayor es tu capacidad de pago, y mayor es el monto que te pueden autorizar. En caso de tener un negocio estacional e ingresos intermitentes, trata de presentar el mejor parte de tu ciclo económico o al menos donde se reflejen las bajadas y subidas. Si el banco te pide tres estados financieros, tu entrégale seis. Normalmente presenta una buena explicación y aquí te recomiendo visitar una SOFOM que va buscar entender mejor el ciclo de cada tipo de negocios.

En resumen lo que necesitas tener listo para obtener un crédito es: un historial de crédito positivo -no perfecto pero si con historias positivas- tener claro el destino del crédito y tener bien documentada tu capacidad de pago.

 Casi todas las instituciones financieras, te van a pedir una documentación básica: comprobantes de domicilio actualizado, identificaciones oficiales, actas constitutivas, altas en hacienda, poderes de los representantes legales, e información de los accionistas. Dependiendo de la institución algunas pedirá garantías adicionales, tipo un bien inmueble (casas, terrenos, edificios, etc) o mueble (coches, maquinas, etc) Así que antes de solicitar tu crédito, ten listo este expediente básico (y con copias) para que no pierdas tu tiempo. Porque el tiempo es dinero.

Fernando Padilla

Director de Pretmex Presidente de ASOFOM Consejero en Lendera

Deja un comentario

ads
View : 63 Click : 2
A %d blogueros les gusta esto: