Please disable Ad Blocker before you can visit the website !!!

6 pasos que todo empresario debe seguir ante una crisis económica.

by CapitalEZ   ·  22 febrero, 2016   ·  

Ante la situación económica que estamos viviendo ¿Qué debemos de hacer los empresarios?, ¿Cómo deben reaccionar las empresas? Aquí les dejo seis puntos que todo empresario debe realizar para hacer frente a esta crisis:

1.- No apanicarse con las notas de prensa.

La economía son ciclos, siempre habrán subidas y bajadas. Las noticias que nos llegan normalmente tienen un tema de catastrofismo porque es lo que vende la prensa. No es una crisis igual que las del pasado, la situación económica de México es mucho mejor que en circunstancias anteriores y la proyección de México -indistintamente del petróleo- es positiva. Es cierto, estamos viviendo un ciclo económico de estrés que impacta en las tasas y en el tipo de cambio, sin embargo, somos socios de una de las naciones que más está desarrollando y creciendo que es Estados Unidos. El horizonte no es color negro, la economía se estabilizará y las métricas macroeconómicas se recuperarán.

2.- Conoce dónde estás parado, dónde estás fuerte y dónde débil.

Analiza cada uno de los costos y gastos que tienes en tu negocio. Revisa tus presupuestos, detecta cuáles costos o gastos pueden tener impactos por tipo de cambio o por tasa de interés variable. Detecta también cuáles son probables que incrementen en el mediano plazo. Así mismo, analiza tus fuentes de ingresos, ubica qué clientes son recurrentes, cuáles son sensibles a tipos de cambio, cuáles les afecta y cuáles se benefician. La tarea es ubicar tus puntos de riesgo y oportunidad.

3.- Reduce costos y gastos.

En un mercado pragmático, al subir mis costos, subo mi precio de venta. Pero a veces la competencia o el canal no lo permite. Lo que tengo que hacer es no voltear a ver mi precio de venta sino voltear a ver esos costos o gastos.

  1. Lo primero es cerrar filas, reduce todos tus gastos y costos superfluos, todos los excedentes, todo lo que no creas que impacte directamente a tu productividad.
  2. Negocia con los proveedores que facturan de dólares un precio en pesos, si no se puede lograr, busca cotizar coberturas con un banco o instituciones financieras. Estas coberturas te dan una seguridad para bloquear el tipo de cambio según tu proyección de compras, tus ordenes de compras o tus requerimientos de dólares. Eso te ayuda a que si hay una devaluación mayor no te afecte más, lo puedes controlar y lo puedes presupuestar.
  3. Si ves que no puedes negociar con tus proveedores el precio en pesos y te es complicado llegar a cotizar una cobertura con una tasa de cambio, te sugiero que salgas a buscar nuevos proveedores. No importa que tu proveedor lleve 30 años trabajando contigo, que sea eficiente y confiable, tienes que buscar alternativas para hacer frente a un incremento de gastos. Siempre hay opciones de proveedores sustitutos, muchas veces en las empresas caemos en la zona de confort con los proveedores de siempre y nos cegamos a nuevas opciones. Si tienes que hacer frente a un tipo de cambio crucial, más vale que tengas opciones.

4.- Revisa tus financiamientos.

Ubica perfectamente cuáles de tus financiamientos -que tengan tasa variable- puede impactarte con un incremento. Analiza perfectamente que líneas de crédito son las que más te cuestan y entonces enfoca a pagar o enfoca el recurso a ir liquidando o las deudas de menor plazo y más caras.

Si no cuentas con líneas o créditos autorizados, es buen momento para salir a buscar. Es de suma importancia que en épocas de estrés económico tengas procesos de crédito o financiamiento abiertos, idealmente una línea de crédito revolvente, que no te cueste si no usas. El acceso a financiamiento es una herramienta que siempre juega a favor en las épocas de crisis, tanto para hacer frente a un momento de baja liquidez, como para aprovechar oportunidades de compra o adquisición. En épocas de estrés siempre gana el que mayor liquidez tiene.

5.- Vender, Vender, Vender.

En momentos de estrés, todo mundo tiende a frenarse, a cuidar lo que tiene y a eliminar los gastos de ventas y publicidad. No recomiendo ahorrar en aquellos rubros que ayuden a la prospectación de clientes. En tiempos de crisis es cuando más se tiene que salir a vender, es una época de oportunidades, las ventas son el motor de cualquier empresa y donde mayor energía se debe dedicar. Adicionalmente, el tipo de cambio en las ventas se vuelve una oportunidad más que un problema, aunque considero que el mercado local tiene fuerza a pesar de todo, no te limites a tu mercado local, en el extranjero hay muchas oportunidades y no es tan difícil de encontrarlas en este mundo global en el que hoy vivimos. Invierte en redes sociales, acércate a las oficinas comerciales de las embajadas, navega en internet, hay mucho potencial de venta para productos mexicanos.

Fernando Padilla

Director de Pretmex Presidente de ASOFOM Consejero en Lendera

Deja un comentario

ads
View : 112 Click : 0
A %d blogueros les gusta esto: