Please disable Ad Blocker before you can visit the website !!!

¿Y si invirtieras en empresas para obtener mejores rendimientos que en el Banco?

by CapitalEZ   ·  4 julio, 2016   ·  

Actualmente dejar tu dinero en una cuenta de banco, invertirlo en pagarés bancarios, en CETES, o meterlo en fondos de inversión es una estrategia donde terminas perdiendo dinero. Todos están debajo de la inflación y tenerlo de esa forma hace que pierda valor tu dinero. Aunque no seas muy financiero y juegues con la inflación, estas formas sirven para guardar tu dinero y tenerlo relativamente seguro.

¿Qué debes hacer si quieres tener más rendimiento por tu dinero? Ciertamente, puedes invertir en la bolsa o en cualquier otro producto del mercado de valores, hay gente que gana mucho dinero pero implica un proceso que tienes que conocer y estar conectado todo el día para saber cuándo vender o comprar. Si no eres conocedor de cómo se mueven los mercados o las reglas de la bolsa, no te lo recomiendo este camino. Si quieres entrar porque consideras que es muy fácil comprar acciones e invertirlas con la esperanza de recibir más dinero, lo más seguro, es que no te vaya bien. Y para tener un asesor que esté cuidando tu dinero, armando tus portafolios e indicándote dónde invertir, necesitas tener mucho dinero para invertir.

Uno de los lugares menos explorados y donde la gente no ve como opción para invertir su dinero es en otras empresas -y no me refiero a las que cotizan en bolsa- sino a las tradicionales, las empresas privadas, las PyMES. Como inversionista en empresas, puedo invertir, con capital, es decir, invierto en las acciones de la empresa, buscando participar de las utilidades o puedo invertir con una deuda a la empresa, es decir, a través de un préstamo que me genere un rendimiento, vamos analizar la posición de solamente inversionista, es decir, no es necesario que entre a la empresa a operar. De este análisis excluyo la situación de invertir en mi propio negocio donde me voy a meter a operar, desde comprar una franquicia o ser emprendedor y empezar una nueva empresa.

Entonces, ¿qué es lo que tengo que observar para hacer que mi inversión esté segura y dé buenos rendimientos? Lo primero que tiene que entender cualquier inversionista, es que la tasa de interés o el rendimiento, es la relación que existe con el riesgo. Poco riesgo representa dinero seguro, pero paga muy poco o nada y mucho riesgo representa mucho dinero, pero poca seguridad. La regla del juego es encontrar la combinación entre el riesgo de pérdida y el rendimiento máximo de una inversión. No se trata de ser el más arriesgado para obtener muchas ganancias porque también eso es muy difícil de lograr.

Pero, ¿qué es lo que debo observar para tomar mi decisión de dónde invierto?

Regla 1: Tomador de decisión

Esto va en contra de algunas de las ideologías más tradicionales. Mucha gente, cuando decide invertir en una empresa lo primero que quiere es ver sus estados financieros y cuánto vende, cuánto gana. No digo que no sea importante, pero antes de ver cualquier número, tienes que investigar quién es la persona clave de la empresa, quién o quiénes son los que toman las decisiones y se convierten en la clave del éxito de tu inversión. Son aquellos que van a cuidar tu dinero y lo van a poner a trabajar, te deben transmitir la confianza de que tienen la capacidad, experiencia y conocimiento de hacer crecer tu dinero y que van a respetar los acuerdos que se firmen. No importa que el contrato que tengas, si la otra parte no tiene la disposición de cumplirlo te puedes involucrar en un problema; tal vez, por un buen contrato logras recuperar el dinero, pero siempre en los pleitos vas a terminar perdiendo, entonces es importante que el contrato sea sólo un adorno en tu carpeta y no tu medio de seguridad más completo. Si te da confianza la persona o personas atrás de las decisiones, sientes su energía, pasión y compromiso hacia el negocio, puedes avanzar, si cualquier cosa no te late, por más ambiguo que parezca, es mejor no continuar.

Regla 2: Transparencia

Necesitas que la empresa, sea totalmente transparente contigo, que no te escondan algo y que te muestran las cartas como son. NO existen las empresas sin problemas o conflictos, así como tampoco existen las inversiones sin riesgo. NO existe nada 100% seguro y NO existe nada sin riesgo.

Sin embargo, no tengas miedo de preguntarles a las personas que ya se han ganado tu confianza cuáles son sus preocupaciones, debilidades o problemas. Coméntales que quieres invertir en gente que sea honesta que claramente te transmitan las cosas. Los seres humanos no somos buenos ni malos, en ocasiones nos equivocamos y en otras acertamos, hacemos cosas bien y cosas mal. La idea es conocer las fortalezas y debilidades de los tomadores de decisión y de la empresa. Si sientes que te están escondiendo algo o que no están siendo honestos contigo, es mejor no invertir, sin importar todo lo demás.

Regla 3: Modelo de Negocio

Antes de tomar la decisión de invertir, es importante entender el modelo de negocio de la empresa, cómo genera flujo de efectivo, cómo y a quién le vende, cuánto le cuesta y cuánto gana o que necesita para ganar dinero. Más allá de hacer un análisis financiero muy sofisticado, una serie de preguntas muy sencillas te ayudarán a entender que el modelo de negocio haga sentido, sea estable, esté bien armado, estructurado y tenga ganancias. Si es una empresa emprendedora o un Startup debes revisar que dentro del modelo de negocio se tenga bien claro el mercado, cómo generara ingresos y cuánto le va a costar operarlo. Intenta detectar que el proceso esté bien armado, que tenga lógica, que cuente con compradores o clientes conocidos y que no son empresas que puedan desaparecer de la noche a la mañana. Es ideal que la empresa genere utilidades, pero muchas veces no requieres que la empresa tenga utilidades para que sea buena inversión, porque tal vez la inversión o préstamo que vas a realizar es lo que la va a hacer rentable (aunque siempre es mejor que haya rentabilidad). En resumen, entiende cómo vende, cuánto le cuesta y cómo gana dinero.

Regla 4: Organización

Debes entender cuál es la estructura organizacional de la empresa. Las personas claves normalmente son los dueños y directores, pero tienes que ver quiénes son sus mandos medios o los segundos para entender cómo está constituido su organigrama y evaluar si éste es correcto o no, ya que las empresas que tienen éxito o que se sostienen en el tiempo, son las que cuentan con un equipo de trabajo estructurado y muy bien planeado.

Regla 5: Papelito habla

Un aspecto importante es que hagas lo que hagas, tu inversión de deuda o capital, nunca debe ser sólo de palabra, siempre tiene que ser a través de contratos legales. Si es capital, hay que hacer una asamblea ante un notario y queda documentada, si es deuda tendría que ser a través de un contrato de crédito o un préstamo a través de un pagaré, se documentará de acuerdo a las recomendaciones de abogados. Como mencioné previamente, los contratos es donde se pierde, si uno llega a ejecutarlo es porque la otra parte no lo cumplió. Y todo documento debe dejar claro fechas de pago, entrega de resultados.

Regla 6: Concordancia

Otro aspecto muy importante es que debes procurar que la empresa en la que vas a invertir coincida con tus creencias, tu ética y valores, ya que por más rendimiento que te dé, si el negocio va en contra de tus ideas, va a generar un choque y un conflicto de interés interno que no te va a ayudar a tomar las decisiones correctas.

Las seis reglas que expliqué son fundamentales, por lo que si hay algo que no te cuadre es mejor no invertir.

Ahora bien, ¿cuál es el rendimiento esperado? La deuda siempre es menos riesgosa que el “equity”, es decir, el capital, por lo cual las tasas de retorno que espero cuando ingreso como capitalista, deben ser mayores que cuando presto dinero a una empresa.  No hay una regla para determinar cuál es un rendimiento aceptable, ya que va a depender del riesgo. Puedes encontrar rendimientos desde 8%, 50% o 100%; sin embargo, no porque que veas que ganan 10% o 40% son buenos o malos, lo que necesitas es que el rendimiento te genere más que los métodos y productos financieros tradicionales. Un producto bancario tradicional de ahorro o de fondo de ahorro o invertir en CETES genera del 1% al 4% anual, inclusive los fondos de inversión de las casas de bolsa también tienen esa volatilidad y difícilmente te pagan arriba de 4%-6% y eso es sin correr casi ningún riesgo, si vas a meter un poco de riesgo en tu inversión, es importante que ganes más, que las opciones tradicionales.

Si vas a invertir en una empresa, realizar un préstamo, o por medio de “equity” es importante que estés en rangos mucho más elevados. Hablando de “equity”yo pensaría en buscar rendimientos o utilidades para estar recuperando por lo menos un 15% o 20% por año (esto es una opinión personal y puede variar dependiendo de varios aspectos) pero mínimo debe estar en ese porcentaje. Si es a través de deuda, yo recomendaría moverme entre 8% al 16%, pero ya una tasa mayor para mí, representa más riesgo.

Hoy en día hay muchas oportunidades para hacer este tipo de inversiones, por ejemplo, en las plataformas de crowdfunding o peer-to-peer, puedes invertir en negocios o personas por Internet de una manera relativamente segura, puedes encontrar rendimientos de alrededor del 8% al 20%; o por ejemplo si inviertes o realizas préstamos en SOFOMES o Instituciones Financieras, estarás en rangos del 8% al 16%, aunque para entrar a prestar a una SOFOM deberá ser a través de invitación, ya que no están abiertas al público general, igual que si fuera un préstamo a una empresa constituida como “S.A. de C.V.” que no se encuentre en el sector financiero también debe estar entre el 10% y 20%. Estos son ejemplos muy generales que espero les sirvan para que uno tome las decisiones correctas.

Fernando Padilla

Director de Pretmex Presidente de ASOFOM Consejero en Lendera

Deja un comentario

ads
View : 154 Click : 0
A %d blogueros les gusta esto: