Trump: Análisis sin amarillismo

shutterstock_512914012Para la mayoría de los mexicanos la victoria de Trump nos generó miedo, angustia y preocupación, sentimientos que nacen de las promesas electorales que hizo, el hoy presidente electo de los Estados Unidos. Pero nada cambia de inmediato y ante cualquier cambio vamos a tener tiempo para digerirlo, prepararnos y enfrentarlo. El amarillismo vende. Los encabezados de “A Temblar” y “De Terror” de los diarios logran vender contenido, pero al trasladarlos a los mercados financieros éstos se disparan. La realidad es que los efectos reales y  de largo plazo, no son tan rápidos

En el corto plazo vamos a ver volatilidad dependiendo de las declaraciones del presidente electo. Los mercados podrán reaccionar de manera favorable o desfavorable según qué tanto se apegue o se distancie de sus promesas de campaña. Hoy en día la incertidumbre manda.

Para entender el problema que tenemos enfrente, hay que entender quién es Trump:

Más allá de que sea bueno o malo, es un hombre de negocios. Experto en mercadotecnia, su fortaleza es saber venderse.  Para conseguir votos no importó que mintiera, ofendiera, o que dijera estupideces; se supo vender a un sector de la población al que nadie le estaba vendiendo y ganó. El triunfo de Trump y el Brexit, nos muestra cómo la población –en especial la que está menos educada e informada- está harta de los políticos, sus instituciones y sus promesas. El populismo está arrasando ya que la simple idea de “cambio” atrae a la masas, aunque su discurso sea mentiroso, racista y xenófobo. Lo bueno del triunfo de un Trump debería provocar cambios en los políticos a nivel mundial, al menos de los políticos tradicionales, de lo contrario tendremos un retroceso significativo.

Donald Trump necesitará apoyo de los políticos republicanos- quienes controlan las cámaras- y de los demócratas. Pero el partido Republicano apoya la estabilidad económica, por lo que habrá que ver si realmente Trump podrá empujar sus promesas de campaña. Eso sí, este estira y afloje que se puede generar pondrá a temblar a los mercados y provocará volatilidad, de nuevo nada de efecto permanente.

Revisemos las promesas de campaña

  1. Deportar a todos los migrantes e indocumentados a México.

El tema es delicado ya que las remesas conforman una de las principales fuentes de ingreso del país. Pero hoy existe una fuerza policiaca, la migra, una barda y drones para evitar que los inmigrantes crucen a Estados Unidos, lo cual no ha detenido el efecto de migración, es más el gobierno de Obama es el que más deportaciones ha realizado. Veo pocos cambios en  la promesa de Trump, barda ya existe en parte de la frontera, deportación masiva, difícil porque para hacerlo tienen que encontrarlos, hoy ya son perseguidos. Pero si llegara a suceder, lo cual veo casi imposible, tendríamos 11 millones de mexicanos que podrían convertirse en un motor de generación de cambio positivo. No verlos como un lastre, sino como la punta de lanza, como una oportunidad, 11 millones con deseo de superarse, luchadores, más educados que cuando se fueron, con ambiciones, eso no veo más que un efecto positivo para México.

Hoy ya electo vemos mensajes menos agresivos en relación a la inmigración.

2. El TLC

El tema del Tratado de Libre Comercio nos aterra, ya que Trump pretende cancelarlo. Hoy en día el 80% de las importaciones de México son hacia Estados Unidos, pero la principal fuente de exportación son las mismas empresas americanas que importan en México gran parte de los insumos para posteriormente ser exportados de vuelta a su propio país.

Cualquier traba al Tratado de Libre Comercio que afecte la exportación de México a Estados Unidos, les estará pegando a ellos mismos. Las economías de ambos países están muy vinculadas. Pero, como ya lo dije, Trump es un hombre de negocios, al final su decisión se basará en la rentabilidad del negocio. No quiere decir que no vaya a querer hacer algunos cambios al Tratado de Libre Comercio, pero las economías de ambos países seguirán demasiado ligadas y dependientes una de otra, y cualquier cambio solo resultará en incremento de precios al consumidor de Estados Unidos.

3. El incremento de los aranceles a productos mexicanos.

Trump mencionó que subiría 35% los aranceles para incentivar que las empresas estadounidenses no se instalen en México. ¿Pero por qué las empresas se van a países en vías de desarrollo y no siguen operando en Estados Unidos? Por reducción de costos. El incremento de costos no hace que las empresas quiebren, hace que las empresas suban sus precios, y en una economía consumista como es la de Estados Unidos no veo que la población –en especial la que votó por Trump- lo vea con buenos ojos.

Y recordemos que las empresas que toman decisiones de inversión en México, no piensan en corto plazo y Trump será presidente solo por 4 años, a lo mucho 8 años, los planes de inversión en las plantas en México, son planes a 10 – 20 años.

Entre la promesa y la realidad, algo nos afectará e impactará en la economía del país. Pero no creo que se cumpla la profecía del caos que nos vende la prensa. Hay que poner atención a la volatilidad, pero no tomar decisiones precipitadas.

¿Qué mensajes positivos podemos encontrar con el triunfo de Trump?

  1. El sistema político tradicional en el mundo ha empezado a agotarse, entonces los políticos tienen que reinventarse o de lo contrario los racistas, demagogos  que utilizan mensajes populistas ganarán y pondrán en riesgo las relaciones comerciales y los partidos progresistas se quedarán fuera del poder
  2. Nos demuestra que no hay imposibles y que todo puede suceder. No digo que la forma en que lo logró Trump sea la correcta pero nos mostró que todos podemos lograr lo que nos propongamos, nada está escrito en piedra. Arriesguemos para ganar.
  3. Trump hizo más evidente que nunca la dependencia que tenemos con Estados Unidos. Es momento de ver hacia adentro, enfocarnos en un mercado interno y hacia afuera buscando oportunidades con otras naciones. Los empresarios mexicanos tenemos una cultura de sobrevivientes y nos sabemos adaptar ante la adversidad. No quiere decir que estemos de maravilla, pero sí somos una sociedad que sale adelante de muchas crisis y ésta es otra de las que vamos a salir adelante.

Un comentario en “Trump: Análisis sin amarillismo

  1. Acerca del punto 3, en donde dices que es muy caro, efectivamente, tan sólo la mano de obra en los Estados Unidos es en promedio de $4,000 usd mensuales por un egresado de alguna carrera, mientras que en México varía entre $6,000 MN y $18,000 MN el salario de un egresado de alguna carrera. Es por ello que en el país vecino la tendencia a automatización es muy grande, pues es mucho mas barato tener máquinas y robots que la mano de obra en ese país.

    No sólo es México quien se ha beneficiado del NAFTA, también es importante ver que La India ha logrado obtener grandes recursos por servicios de TI, tan sólo este año fueron mas de $125,0000 MUSD por este rubro, todo porque los servicios de TI y los procesos de negocios son mucho mas económicos que en el mismo mercado americano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s