Please disable Ad Blocker before you can visit the website !!!
thumbnail

¿Eres lo suficientemente curioso para tener éxito?

by CapitalEZ   ·  21 marzo, 2017   ·  

¿Eres lo suficientemente curioso para tener éxito?

by CapitalEZ   ·  21 marzo, 2017   ·  

¿Cuál es la clave para tener éxito en nuestras empresas?

No importa si eres empresario, director, gerente o empleado. Tampoco importa cuál es tu nivel socioeconómico o tu grado académico, si eres creativo, inteligente o si tienes años de experiencia. Existe una regla de oro para tener éxito: ser curioso.

¿Qué significa ser curioso? Es preguntar e investigar por qué suceden las cosas, con lo cual puedes obtener más información, aprender y tomar mejores decisiones. La regla para ser curioso es que preguntes por lo menos cinco veces por qué ocurre, es decir, al preguntar por primera ocasión y recibir una respuesta, debes preguntar el por qué de esa respuesta y así sucesivamente hasta completar las cinco preguntas.

Al realizar estas cinco rondas de preguntas y respuestas, obligas a que la persona a la que le estás preguntando piense a fondo las respuestas, así mismo te obliga a ti a pensar de manera más profunda cualquier situación. Además, de esta forma no aceptas respuestas superficiales, sino que realmente son preguntas que para responderlas tendrá que indagar e investigar, y con mejor información y mejor análisis el resultado siempre es mejor, sea el que sea.

Este modelo es el que hace casi siempre de manera natural el fundador o el líder principal de la empresa y eso hace que normalmente destaque sobre los demás y que parezca que es el más creativo o conocedor, pero realmente es más curioso, a veces de manera natural otras porque su posición lo obliga, ya que mucho recae sobre sus decisiones. Por lo tanto, tiene más información, se involucra y entiende cómo y por qué suceden las cosas. De esta forma, le es más fácil analizar, planear, dirigir y tomar decisiones con las que se obtendrán resultados muy positivos. En la vida, y sobre todo en las empresas, no existe la suerte, lo que existe son acciones para hacer frente a los retos que vienen y personas que ejecutan y toman acciones para obtener resultados.

En mi empresa, después de 10 años, algo que sucede con más frecuencia de la que me gustaría, es que en algunas situaciones la gente acude a mí para que le ayude a resolver un problema de la operación del sistema, al parecer, porque que yo sé usarlo mejor que muchos, y créanme que eso no me molesta, me encanta poder ayudar y sumar para conseguir mejores resultados y enseñar a mi equipo de trabajo, pero lo que es preocupante, es ¿por qué yo podría saber más del uso de un sistema que no utilizo diario, que una persona que lo ocupa como su herramienta básica de trabajo?,  podría explicarse por el hecho que lo conozco desde hace más tiempo, pero si contabilizáramos las horas hombre que le he dedicado al sistema en comparación con los que me preguntan, no tiene coherencia la respuesta, no soy más inteligente, ni más capaz que mi equipo, entonces ¿qué pasa? La respuesta es muy fácil, soy mas curioso que muchos, y he aprendido a utilizar mejor el sistema, porque cada vez que lo uso, intento investigar para qué sirve cada botón, simplemente apretándolo e interpretando qué sucede, eso hace que aprenda más de cómo funciona, y si mi curiosidad me hace cometer errores, me preocupo por resolverlos, pero aprendo qué hace cada botón, no me espero a que me diga alguien para qué sirve cada cosa, tengo la curiosidad para investigarlo y eso sin querer ha hecho que para algunas cosas parezca que soy el más experto en su uso.

Existe una frase que, personalmente se la digo a la gente que trabaja conmigo: el que explica, no tiene resultados. Cuando no se tienen resultados tienden a explicar y a justificarse de manera superficial, ya que no comprenden por qué no se dieron los resultados, por lo que dan explicaciones en lugar de planear para lograrlos o buscar una forma de poder lograrlos, ser curioso te obliga a ser mejor en lo que haces y a destacar sobre tu competencia o compañeros.

Una forma de ver este modelo de manera sencilla es cuando estás aprendiendo a utilizar una computadora. Algunas personas han tomado cursos y aprendido trucos y atajos, pero en realidad el aprendizaje se da conforme exploras las aplicaciones y los programas. Tradicionalmente la gente utiliza de un software sólo lo que sabe usar, pero si eres curioso, cuando abres un documento y empiezas a seleccionar diferentes opciones, puedes descubrir qué le sucede a ese documento, con lo cual aprendes y te vuelves más eficiente.

Dentro de las organizaciones, desgraciadamente, existe poca gente curiosa, y mucho miedo por ser curioso, por temor a equivocarnos,  mucha gente está, más a la espera de que el jefe o su superior le indique qué hacer, lo que genera que la gente no asuma responsabilidades y que dé respuestas superficiales.  O se convierten en robots, ya que hacen las cosas de cierta forma porque así les enseñaron sus superiores o porque les explicaron que así se debían hacer. Personalmente, en las situaciones en las que hago más coraje es cuando a una persona en mi oficina le pregunto por qué hace algo de cierta forma y me responde que así le dijeron que lo hiciera o cuando responden “así siempre se ha hecho”. Claramente esa respuesta es de una persona que no es curiosa, y las empresas no necesitan este tipo de personas, sino gente que piense, que vaya un poco más allá de lo que sus jefes les dicen, que aporte valor, haciendo más que lo que dice el manual o su perfil de puesto o lo que aprendió en la capacitación de inducción.

Si eres de las personas que quiere destacar tienes que ser curioso. Si siempre se ha hecho una tarea de una manera, cuestiona por qué es así y con la respuesta que te den continúa preguntando hasta que llegue el momento en que se abra una oportunidad de proponer otras opciones y comiences a crear valor.

¿Cómo puedes generar valor? Aplicando el método antes descrito de preguntar cinco veces. Pero esta labor no debe ser sólo del emprendedor o del dueño o líder sino de toda la empresa y debe ser voluntario, después de todo, queremos destacar, generar valor y ser mejores en lo que hacemos.

¿Quieres ser el mejor? Entonces, sé curioso.

Fernando Padilla

Director de Pretmex Presidente de ASOFOM Consejero en Lendera

Deja un comentario

ads
View : 82 Click : 0
A %d blogueros les gusta esto: