Sismo 2017

shutterstock_99084674El terremoto del pasado 19 de septiembre, una nueva marca que definirá a una sociedad, y a una generación como el antes y después del sismo del 17, así como lo fue para la generación que vivió y sufrió el 85.  Nos ha demostrado -de nuevo- lo fuerte y solidarios que somos los mexicanos. Lo fuerte que es realmente la sociedad cuando tiene fines enfocados y positivos. En el momento de requerirlo nos unimos, trabajamos juntos y nos esforzamos. Inclusive cuando la sociedad está unida y enfocada, logramos hacer que los políticos se alineen a nuestros intereses. Hoy hemos demostrado que la sociedad es la que manda, no los políticos, ni las grandes empresas, sino la sociedad unida, trabajando y participando está logrando escribir nuevas historias que nos definen, por ejemplo, (aun solo en promesa) que los partidos políticos renuncien a parte o todo su presupuesto para las campañas, hicimos que grandes cadenas trasnacionales se pusieran más activas en sus donaciones y apoyos a la sociedad, observamos que las redes sociales son más poderosas que la televisión misma, demostramos que estamos conectados y que nos podemos organizar y esto debemos tenerlo claro todos, los mexicanos, las empresas y el gobierno.

Hoy vemos en las zonas de desastre soldados, marinos,  policías, plomeros, electricistas, ingenieros, arquitectos, estudiantes, dueños de empresas, emprendedores,  empleados, obreros, desempleados, rockeros, hippies, todos, queriendo apoyar al prójimo de manera altruista. Observamos comunidades tanto de arriba como de abajo, de la derecha como de la izquierda, organizados, aportando, donando y ayudando. La iniciativa privada  sumándose y complementando a protección civil, militares y gobierno solicitando y abriendo canales para que la gente done o transporte víveres y materiales.

Estamos viendo un México fuerte y unido. Nos encantan los chistes, pero no hemos visto ningún o casi ningún meme, lo cual nos dice que estamos enfocados.

Hay muchas zonas donde hay exceso de ayuda, pero hay otras donde hace falta; sin embargo, las redes sociales nos están ayudando a voltear a verlas. El reto -como nos pasó en 1985- será en las próximas semanas y meses. Debemos mantener está unión y preservar esta mentalidad de #FuerzaMéxico.

A México no lo define,  el crimen organizado, la inseguridad, ni la corrupción. Somos más la gente buena, no importa el nivel socioeconómico, ni donde naciste, la educación que tengas, ni dónde estás, todos estamos dispuestos a sumar y necesitamos recordar esto.

México es un país en donde vale la pena invertir y poner el dinero a trabajar, porque queremos trabajar, somos fuertes, tenemos que sumar, ser positivos y no asumir que así son las cosas y no van a cambiar.  Hoy el temblor nos sacó de nuestras zonas de confort, de nuestros escondites, nos organizó y nos unió.

Somos una sociedad fuerte y tenemos que demostrarlo no sólo en desastres o cuando juega la Selección Mexicana de fútbol. Visualicemos cómo sí podemos convertir a México en una potencia mundial, porque hoy estamos demostrando que unidos podemos. Hagámoslo.

Anuncios

3 Reglas Clave para que tu empresa y tú tengan éxito

shutterstock_524200456¿Cómo asegurar el éxito en mi empresa, trabajo proyecto de emprendimiento o carrera? Hablando de negocios propios, el 99% de la gente sueña con tener su negocio algún día, pero menos del 10% realmente lo consigue o lo intenta y menos logran tener éxito en el emprendimiento. ¿Por qué pasa esto?, ¿cuánta gente conoces que trabaja en una empresa y no está contenta ahí?, ¿cuánta gente sufre despertándose los lunes porque hay que ir a trabajar? o ¿cuánta gente se emociona porque llega la tarde del viernes?

No digo que no se disfrute el descanso; sin embargo, el trabajo no tendría que significar sufrimiento y ese quizá es un síntoma del por qué no te va bien en lo que estás haciendo.

Existen tres reglas claves –no son mágicas- para entrenar tu mente para pensar y actuar con el fin de que tengas éxito en lo que hagas, con lo cual no sufrirás el lunes por ir a trabajar ni estarás esperando que suene la campana de las seis de la tarde. Porque cuando tienes éxito, simplemente estás contento y realizado.

1.Aprende a observar más que los demás. Donde todo mundo ve algo, tú intenta observar un poco más allá. Por ejemplo, si tu negocio es venderle a familias de 4 miembros, es decir, papá, mamá, hijo e hija, ese es tu mercado, pero debes aprender a ver más allá de la simple familia y entender el entorno: la casa, los muebles, las necesidades, origen, la familia de la familia y los amigos. Al ser un poco más curioso, empiezas a encontrar un mundo de más oportunidades y tomas mejores decisiones, más creativas y efectivas. Cuando haces un proyecto o un análisis en tu trabajo, puedes quedarte con los números que ya tienes, pero cuando observas un poco más, e intentas entender de donde vienen las cosas, detectas por qué suceden las cosas, cómo se generan y analizas más. Los reportes que hacemos en las empresas, normalmente tienden a ser superficiales y eso hacen que no impacten, por lo tanto, no sirven para tomar decisiones y no generan valor. Cuando observas más allá que los demás tus productos se venden más fácil, tus resultados son más fáciles de controlar, y tus decisiones son más impactantes, y eso es simplemente  porque analizaste más que los demás. Una técnica común para lograrlo es preguntarte por qué 5 veces seguidas, ante cualquier resultado, pregúntate y por qué este resultado, ante esa explicación vuelve a preguntarte por qué, así 5 veces consecutivas.

2.Oblígate siempre a contestarte ¿cómo sí se puede lograr algo? La vida nos ha programado para explicarnos por qué no se puede hacer algo. Cuando estás emprendiendo un negocio, si la idea es innovadora, la gente se cansa de decirte que no va a funcionar. En las empresas pasa lo mismo. Nos volvemos expertos en decir cómo no se puede y ¿sabes qué pasa cuando uno piensa que no se puede?, exacto, no se puede. Tienes que cambiar esas fórmulas.

Lo tenemos arraigado desde que somos niños, los papás, con muy buena voluntad empiezan a poner límites cuando te educan, aprendes a hacer caso y aprendes que “hay cosas que no se pueden”. En la escuela pasa lo mismo, hay reglas y tú de manera obediente o después de varios castigos, aprendes a poner tus límites. Cuando llegas a la edad adulta las estructuras mentales automáticamente te dicen que no se puede.

Para romper esto tienes que obligarte siempre a contestar cómo sí se podría, no importa la prueba que tengas en frente, así vas a desprogramar tu cabeza e iniciar a ver posibilidades. No digo que sea fácil, ya que costará trabajo, pero seguramente si todo el tiempo te mantienes firme en buscar cómo sí se puede y tu mente lo cree, vas a poder. Prueba de lo anterior, son las personas que escalan el Everest o realizan retos deportivos que parecen inhumanos en los que cruzan el Mar de la Mancha nadando. Estos retos definitivamente parecen imposibles, pero la realidad es que estas personas no son muy diferentes a nosotros, simplemente pensaron que lo podían lograr. Por esta misma razón es que hay aviones y coches con piloto automático y una estación en el espacio, porque alguien creyó que sí se podía y buscó cómo se podía.

3.La vida es una carrera de resistencia no de velocidad, entonces apasiónate por lo que hagas. Esto es lo más importante y para ejemplificarla mejor, les contaré una anécdota. Hace algunos años, mi hermano salió de viaje y me dejó a su hijo para que lo cuidara, yo estaba emocionado, porque todavía no tenía hijos y lo vi como una forma de entrenamiento. El primer día lo tenía que despertar para llevarlo a la escuela y fue un infierno, cuando lo desperté se enojó, me ignoró, me insultó y me sentí fracasado como adulto al grado de pensar que nunca iba a poder educar a mis propios hijos. Después de mucha discusión, logré vestirlo con el uniforme y llevarlo al colegio. Al día siguiente, mi sobrino tenía un partido de futbol a las 8:00 AM en un lugar bastante lejano y empecé a sufrir porque lo tendría que despertar a las 6:30 AM de la mañana, vestirlo y llevarlo al partido. Y pensé, si me hacía un berrinche no lo llevaría. Al día siguiente, como a las 5:00 AM mi sobrino, ya con su uniforme de futbol me despertaba para su partido. Le respondí que aún faltaban varias horas para su partido, que se fuera a dormir, pero me contestó que no, porque llegaríamos tarde. Él no quería ir a la escuela, pero se emocionaba por su partido.

Apasiónate por lo que decidas hacer en tu vida –y esto aplica para todos los aspectos- asegúrate que te guste lo que haces, porque la vida no es fácil, cuesta trabajo y es una lucha constante donde tienes que tomar decisiones. Claramente, vamos a pasar más tiempo en nuestros lugares de trabajo -no importando la posición en la que estemos- que con nuestros seres queridos, porque tenemos que llevar el sustento a la casa. Si vamos a pasar tanto tiempo en un lugar de trabajo, más vale que nos divirtamos y que nos guste.

Cuando haces algo que te apasiona, que te gusta y que te divierte, créeme, no te dolerá el estómago los lunes en la mañana, al contrario, te vas a despertar temprano.

Si sigues estas tres simples reglas en todo lo que hagas en tu vida, te aseguro que vas a tener éxito, vas a ser feliz, no te va a faltar nada y vas a tener buenos resultados.  Con esta filosofía verás más que los demás lo cual te ayudará a destacar sobre el resto, te volverás creativo, simplemente enseñado a tu mente a encontrar cómo sí se puede, y  aprenderás a disfrutar lo que haces, buscando divertirte y apasionarte en lo que dedicas tanto tiempo. Nadie se hace rico con la lotería, a los que les va bien es porque se esforzaron y porque disfrutaron el camino.

Un México sin TLC, ¿buenas o malas noticias?

shutterstock_631503914Hablar de que México puede ya no contar con el TLC es material que vende mucho en los medios y también al presidente de Estados Unidos para sus fines mercadológicos.

Hoy en día se encuentran en una negociación los tres países –México, Estados Unidos y Canadá- referente a modernizar el TLC, el cual efectivamente necesita modernizarse, porque tiene más de 20 años y hay muchos aspectos que no cubre. A pesar de los comentarios que se hacen, el TLC ha sido un tratado benéfico para las economías de los tres países. Existen sectores que se han visto afectados y otros beneficiados con dicho tratado, pero el balance final resulta ser positivo para los tres países, por las siguientes razones:

-El comercio trilateral se ha triplicado, alcanzando cerca de un billón de dólares.

-México se ha convertido en el tercer socio comercial de Estado Unidos y tercero de Canadá. 

-1.4 mil millones de dólares de productos son comercializados diariamente entre México y Estados Unidos. 

-Las exportaciones han crecido casi 575%.

-Las importaciones de México han subido 900%.

-Cuando México exporta a Estados Unidos, el, 40% de las exportaciones proviene de  importaciones que México hace de Estados Unidos. 

-Para México las exportaciones representan el 63% del PIB, lo que representa 374 mil millones de dólares.

Considero que es difícil que Estados Unidos salga del TLC, pero supongamos que el presidente de Estados Unidos logra persuadir –así como convenció a toda una nación para ser hoy presidente- de salirse del TLC, ¿qué sucedería?

Claramente, Estados Unidos es un mercado fundamental para México y el TLC es un tratado beneficioso, pero aun sin ese tratado, seguiríamos vendiéndole a Estados Unidos.

Así mismo, las empresas que están en México y dependen de la exportación hacia este país no dejarán de existir. La relación de México y Estados Unidos sería muy parecida a la que tiene actualmente con China, quien es el principal exportador de Estados Unidos y no tiene TLC con dicho país.

No obstante, habrá que hacer nuevas estrategias, generar nuevas industrias, porque a pesar de la dependencia que existe de México hacia Estados Unidos, nuestro país tiene muchos tratados con otros países, adicional que está trabajando en el desarrollo de nuevos canales y tratados.

Conforme avancen las negociaciones, algunos medios podrían generar amarillismo, pánico y miedo, pero realmente no debes preocuparte, el mercado interno está creciendo, a nivel macroeconómico y de empresas, el país está fuerte. Si tu empresa se dedica a exportar o tiene una dependencia importante con Estados Unidos, no vas a tener un efecto negativo inmediato, aunque es posible que tus costos se vean afectados por algún impuesto hacia tu producto y en corto plazo igual un poco por el tipo de cambio. Comienza a trabajar en la estructura de costos, explora nuevos mercados, sé más competitivo y no te asustes por el TLC.

México es el país con más tratados de libre comercio en el mundo y aunque el mercado de Estados Unidos es el más grande, hay muchos otros y las oportunidades normalmente están donde no todo el mundo está volteando a ver.

Aun cuando yo considero que es difícil que se elimine el TLC, la realidad es que en estos días hay muchas cosas que se ven imposibles y sin embargo, suceden. Hay que estar abiertos a la posibilidad de que suceda, pero el mundo y México seguirán existiendo y comercializando entre sí. Los negocios con Estados Unidos van a continuar funcionando, porque somos países vecinos -con bardas, sin bardas, con tratados, sin tratados- y la cercanía siempre va a ser una ventaja competitiva para el mercado mexicano.

El mundo sin tratados es como los taxistas, modelos que tienden a desaparecer por más protección que quieran imponer los gobiernos a sus mercados internos. Hoy en día los taxistas siguen funcionando, pero claramente el modelo tradicional está desapareciendo frente a modelos tipo Uber, pese a las medidas proteccionistas en varios países.

Los consumidores tienen más fuerza que cualquier proteccionismo y están cada vez más conectados de forma global, por lo que se ha vuelto muy sencillo comprar artículos de otros países sin necesidad de solicitar un permiso o contratar intermediarios -importadores, agentes aduanales- con un simple clic en una página de Internet se pueden realizar compras y eso genera que el mercado se vuelva global.

El TLC es realmente un paso hacia el mundo moderno mediante la eliminación de tarifas arancelarias, el mercado es más fuerte que el populismo, el consumidor es el que realmente manda y es el que denota las tendencias. Además, en un mundo de comercio electrónico digital desintermediarizado, la entrada de Bitcoins y monedas electrónicas generará que cada vez sea más complicado imponer estas barreras arancelarias.

El mundo tiende a ser un gran TLC y la posición de Trump es simplemente mercadológica y dirigida a un sector bajo de la población estadounidense que ha sufrido por el TLC ya que han perdido trabajos, pero pelear por las labores del pasado es como ahogarse en una cubeta de agua.

Mi recomendación es que con TLC o sin TLC hagan un análisis de estructuras de costos para reducirlos e incrementar utilidades. También busquen otros mercados alternos, porque la clave de éxito de cualquier negocio es la diversificación. Si dependen de un solo mercado corren un gran riesgo de quebrar, aprovechen otros convenios y tratados, porque el potencial de venta es impresionante, no busquen otros mercados para sustituir a Estados Unidos, sino para crecer más.

No se preocupen por el TLC con o sin él, el futuro para México es muy positivo.

¿Estás a salvo del fraude?

shutterstock_179105273El fraude es algo a lo que todos estamos expuestos, aunque muchos se sientan protegidos. Cuando escuchamos la historia de un fraude, pensamos que no nos puede pasar y que ocurre por desorganización o falta de control, pero caer en las trampas de personas que de manera profesional se dedican a hacer fraudes es más fácil de lo que creemos. Existen diferentes niveles de fraude, desde los más sencillos y tontos como vía un correo electrónico hasta los más complejos realizados con técnicas más sofisticadas, pero la base de todos es que ganan tu confianza de alguna forma –mediante algún correo bien redactado, un discurso, una plática o transacciones económicas- una referencia o usando algún conocido tuyo de confianza y después te engañan.

Una práctica común de fraude en empresas se da cuando llega un cliente -persona o empresa- y te hace una primera compra, el defraudador tiene habilidades sociales muy buenas, te cae bien y hasta conoce a alguien que tú también conoces, se gana tu confianza y habla excelente de tu producto. Después realiza una segunda compra mucho mayor, y el pago lo realiza de contado sin discutir la cantidad a pagar. Posteriormente, hace una tercer compra en la que incrementa el tamaño del pedido y mantiene la misma actitud que en la anterior, en este momento lo tienes catalogado como un súper cliente ya que seguramente te ganó social y económicamente. Para el momento en que genera una cuarta compra, ya tiene ganada tu confianza y te pide un plazo de pago argumentando que está esperando recibir una cantidad de dinero y aceptas. Pero no te paga. Cuando lo empiezas a buscar, no responde las llamadas e incluso si lo visitas en su oficina, descubres que esa no es su oficina o ya no está ahí.

Esto mismo ocurre con los correos que recibimos, que se envían de manera masiva a millones de direcciones de correo electrónico donde afirman que el hijo del rey de Nigeria necesita mover su dinero y requiere tu número de cuenta. Los siguen enviando, tristemente porque alguien sigue cayendo. También están los famosos esquemas de pirámides que te alcanzan porque llegan a través de conocidos con historias de éxito, donde cuando te invitan a participar (siempre un conocido), te lo cuenta de una manera que esta sí es de verdad, que ya la experimentó y que los resultados han sido muy buenos, y es verdad en realidad sí lo experimentó y sí ha obtenido los beneficios y eso es la trampa de la pirámide, los que están arriba de la pirámide siempre les va bien y esa es la parte del engaño.

¿Cómo puedes protegerte?

1.Ten cuidado con las cosas mágicas.  Todo lo que te invite a ganar mucho dinero de una manera fácil o esas oportunidades de compra que parecen que te lo están casi regalando, sin algún esfuerzo o trabajo o nada a cambio, huele a trampa. En cuestión de negocios y oportunidades, aquellas que no tienen lógica de mercado es preferible mantenerse a distancia. Si por alguna razón quieres probar, asume el riesgo, que será alto, ya que existe una gran probabilidad que pierdas. En ocasiones hay oportunidades que son muy extrañas y funcionan, pero generalmente no ocurre así, porque nadie te regala cosas por no hacer nada, todo tiene un costo, nadie te va regalar nada.

2.Todo por Escrito. Al tratarse de transacciones comerciales, no importa la confianza que le tengas a la persona ni la relación que exista entre ustedes, siempre ten todo por escrito por medio de contratos, pagarés o acuerdos y haz que se firmen. En caso de que algo no resulte bien, vas a tener los documentos con los cuales podrás defenderte. No importa si los documentos son sencillos o muy complejos, pero entre más estructurado sea será mejor, un abogado puede asesorarte mejor.

3.Investiga a fondo.  Estudia la oportunidad, la empresa, la persona, o el cliente, verifica cuánto tiempo tiene la empresa y que la persona sea alguien localizable. Los grandes negocios y oportunidades difícilmente son por parte de empresas que acaban de constituirse o de una persona que acaba de instalarse en el lugar donde está laborando, es decir, si una empresa lleva transaccionando más de dos años eso te va a dar mucha mucha certeza de la solidez del cliente y de su localización. Por lo que tienes que visitar el domicilio de la empresa, investigar desde cuándo está ahí, pide referencias –no al cliente directamente porque él te dará solamente las referencias que sabe que son positivas y pueden no ser certeras, pregunta a sus vecinos a alguien más de la industria o sector y encuentra información. Actualmente, contamos con buscadores como Google que te pueden ayudar a encontrar información tanto positiva como negativa. Las redes sociales de la persona que estás investigando también te pueden dar una idea de quién es, alguien que te ofrece una súper oportunidad no va a tener una cuenta de Facebook con 3 meses de antigüedad, si la oportunidad es real.

Un defraudador o una oportunidad defraudadora, siempre va entrar a través de la confianza y actúan de una forma muy rápida, porque no invierte demasiado tiempo en crear sus modelos, por lo que desconfía de todas las oportunidades de empresas o personas con menos de un año de historia comprobable, idealmente busca que  cuente con información de por lo menos dos años atrás, esto es una estrategia  de poder blindarte.

Ahora que vienen elecciones en el país, cuidado con las súper oportunidades de gobiernos, referidos del primo de un amigo que tiene un súper contacto o acceso al presupuesto o a la tesorería de alguna dependencia, las cosas mágicas normalmente no son reales, lo único real es tu esfuerzo, y tu trabajo duro.