Please disable Ad Blocker before you can visit the website !!!

Sabes qué haces, pero ¿sabes por qué lo haces?

by CapitalEZ   ·  29 enero, 2018   ·  

La mayoría de nosotros, empresarios o empleados podemos explicar perfectamente qué hacemos, a qué nos dedicamos, e incluso cuánto ganamos por hacer esas cosas.

Pero realmente muy pocos pueden transmitir de manera clara el por qué hacen lo que hacen, el por qué existen, el por qué se despiertan todos los días y justo aquí encontramos la explicación de por qué muchas veces no logramos lo que planeamos, el por qué no se logran los objetivos. Empecemos por responder por qué te cuesta motivar a tu equipo de trabajo, por qué no te motiva tu empleo, por qué no logras atraer a más clientes ocasionando muchas veces no lograr lo que deseas.

Es una realidad del día a día que personas y empresas estén enfocados en qué hacer, cómo lo hacen y cómo generan ingresos que dejan de ver los motivos del por qué hacen las cosas, cuando esto sucede todos los esfuerzos que se hagan para atraer clientes y mejorar resultados junto con las estrategias de la empresa comenzarán a decaer o tomar diferentes rumbos.

No hay que olvidar que todas las decisiones que tu empresa tome tienen que estar basadas en la productividad y conocer el por qué, esto le pone un sentido y sabor a lo que haces. Es algo normalmente natural para un emprendedor que inicia su empresa desde cero y que construyó algo sobre una idea.

Pero no es tan natural, ni tan fácil de entender para los colaboradores, clientes y proveedores que van uniéndose al emprendimiento, porque conforme las empresas crecen y se desarrollan, van perdiendo este contacto y pasión del emprendedor, así como la comprensión e importancia de por qué existen y se mueven, provocándonos a actuar como robots, enfocando a toda organización a concentrarse en hacer; y cuando el hacer no tiene sentido, desmotiva y desorienta.

Cuando los empleados no están contentos, ni motivados es obvio que los frutos serán bajos o incluso negativos, entrarán a zonas de confort donde su única motivación para trabajar sea su sueldo y cuando lo único que motiva es el dinero, es muy fácil desmotivarse y buscar felicidad en el jardín del vecino. Lo que realmente mueve a la gente a dar más, a empujar y a sumar, es la razón de porqué hacen lo que hacen. Si entienden esto y se identifican en esa razón, será mucho mas poderoso que cualquier cantidad de dinero. Cuando tus colaboradores entiendan el motivo, no se despertarán solamente para para ganar un salario, estarán apasionados por su colaboración en la empresa, pondrán ese granito de arena extra día a día y tendrán claro que su participación está generando una diferencia, su rol y el impacto que producen en la sociedad.

¿Quieres que tus vendedores incrementen sus ventas? Enséñales a resolver problemas y necesidades de tus clientes, no les enseñes a vender productos y servicios; enséñales por qué existe tu empresa y créeme que los resultados serán otros. Cuando aprenden a transmitir su motivación del por qué hacen lo que hacen, las ventas se cierran solas, ya que el cliente se identifica, comprende y no se siente ni presionado, ni manipulado por el vendedor; cuando esto pase te aseguro que vas a conectar mucho más con el consumidor y tu competencia pasará a segundo nivel.

Cuando tú le das un significado a tu fuerza laboral, su talento y motor será diferente, transmitirás a tus clientes o proveedores ese plus brindándoles seguridad, creerán en ti y en tu proyecto, te apoyarán porque saben que tienes un plan a largo plazo, una razón de existir, porque es mejor apoyar a una empresa exitosa que mueve al mundo con estrategias y caminos claros.

¿Y tú sabes por qué haces lo que haces? ¿Las razones son reales?

Fernando Padilla

Director de Pretmex Presidente de ASOFOM Consejero en Lendera

Deja un comentario

ads
View : 47 Click : 0
A %d blogueros les gusta esto: