Nuevo Aeropuerto de México ¿Cómo nos puede impactar?

FER IG BLOG aeropuerto

Hoy en día, el tema está totalmente politizado, lo cual genera posiciones, opiniones, fanatismo, hace que todos nos convirtamos en expertos, solamente para validar nuestro punto de vista, muchas veces mal informado, porque a pesar del exceso de información, alguna es real y otra ficticia, lo cual se vuelve muy complicado diferenciar, dejando la opinión a la emocionalidad y peor aún, cuando se conecta con el mundo de los negocios e inversiones se polariza (pobres-ricos, morena-pri, etc.), genera confusión, nerviosismo, riesgos y mucha mucha pérdida de energía en el proceso.

Que sí sabemos hoy:

  • El aeropuerto actual construido en 1958,  está saturado, es ineficiente e insuficiente para la capital del país, con capacidad solamente para 32 millones de personas, hoy ya opera más de 40 millones de personas. El cual ya recibió una inversión fuerte para su remodelación e incremento de capacidad hace tan solo 12 años, en el gobierno de presidente Fox. Una inversión de infraestructura que prácticamente es inservible en tan solo 10 años, es una mala inversión.
  • El proyecto de Texcoco, aunque al parecer es un proyecto nuevo, del gobierno actual, es un proyecto que lleva muchas décadas estudiándose y evaluándose, se está estudiando desde los 90, por múltiples jugadores, nacionales e internacionales, políticos, académicos y empresariales.
  • El proyecto de Santa Lucía, es una promesa de campaña del presidente electo, en tiempos políticos donde el objetivo era diferenciarse como una opción presidencial diferente al sistema actual. Hasta hoy solo se ha presentado como una idea, con proyectos superficiales, sin un proyecto ejecutivo ni estudios profundos, al menos de reconocimiento internacional, esto tampoco dice que sea una mala opción, simplemente no hay mucha información.
  • Cualquier aeropuerto más que ser un hub de turismo, que beneficie a los turistas de placer, es un pilar estratégico de comunicación y conectividad para el desarrollo de la economía, negocios, y las empresas. Además de ampliar la conexión con el mundo, incrementa la conexión entre las ciudades y los estados del país, esta conectividad, hace más fácil los negocios, reduce costos, incentiva la economía interna, la creación de nuevas empresas locales y el desarrollo de otras ciudades del país.
  • Lo que más necesita México, para crecer, para reducir la pobreza, para desarrollar al país, no es más subsidio, no es mejores políticos, no es más dinero, ni más empresas transnacionales que inviertan en el país, lo que realmente necesita México, son MÁS EMPRESAS LOCALES, MÁS PYMES, que generen riqueza local, que empleen a más gente, porque más gente ocupada con un salario, significa mejor educación, mejor salud, mejor comercio, mejor todo.

Más allá de si el proyecto 1 o 2 es el correcto, tenemos que tener claro lo siguiente:

  1. Es claro que la población en general no estamos capacitados para votar acerca de este tema, tiene que ser una decisión de inversión de país, una decisión estratégica, de ver hacía el futuro. Y no estoy diciendo que Texcoco sea mejor que Santa Lucía, no lo sabemos, no tenemos los argumentos reales, más que la información que está fluyendo ahora de manera masiva, que mucha debe ser falsa o exagerada.
  2. Entendiendo lo anterior.  Hay que quitarle la politización a este tipo de cosas, no definan su opinión basado en la emoción, o si estás a favor o en contra de López Obrador, si quieren formarse una opinión, estudien  y no la opinión de otros que les llega por Facebook, o en su grupo de WhatsApp, investiguen, busquen fuentes comprobables de la información.
  3. Efectivamente, si no se termina el aeropuerto de Texcoco puede ser un mal mensaje para los inversionistas internacionales  y nacionales, en un mundo globalizado, en un mundo donde México compite por inversiones, una decisión de cancelación, tomada por el pueblo (no preparado para tomar esta decisión) es un mal mensaje. Pero tampoco es una catástrofe o la crisis, entendamos que toda inversión busca un rendimiento y el otro proyecto de aeropuerto, también requerirá inversión, y si le sumamos que también vienen otras inversiones estratégicas como el tren maya, anunciado por el gobierno actual, podrán ser herramientas claves para recuperar la confianza del mundo inversionista, golpeada y con costos más altos por la incertidumbre que llevaría la toma de decisión, pero es recuperable, por lo anterior es importante que no entremos tampoco en catastrofismos.

Los empresarios sobretodo tenemos que ser muy cuidadosos en la emocionalidad que esto nos lleva en las tomas de decisiones, y si efectivamente el aeropuerto se cancela por una consulta popular,  es seguro que va a generar volatilidad de manera inmediata, el dólar seguramente se va a ir para arriba, las noticias serán negativas, pero todo regresará a su lugar, porque habrán otras inversiones y oportunidades.

QUE SI PODEMOS HACER:

Como sociedad no podemos quedarnos callados cuando estamos a favor o en contra de algo, solamente hay que quitarle la emocionalidad a la opinión. Hay que participar e ir a votar, aunque no estemos calificados para emitir un voto, bien informado, hay que incentivar a nuestros colaboradores, nuestros amigos, a nuestras familias a que vayan y den su opinión por medio del voto, a pesar que creamos que la forma correcta no es a través de consultar a la gente.

Pero más allá de ese ruido lo que tenemos que hacer es: No catastrofizar, hay que entender que hay un tema político, no hay que creerse todo lo que se lee en las noticias, ni en las redes sociales o las cadenas de WhatsApp. Tienen cierta verdad, pero no sabemos de fondo la información.

Lo que hay que entender es que México no se detiene por esto, todo genera nuevas oportunidades, y como empresario tenemos que voltear a ver, debemos tener los ojos bien abiertos para aprender a observar donde están las oportunidades de negocio, donde están las oportunidades de crecer, que es lo que tenemos que incentivar. Ante los temas políticos debemos dar nuestra opinión, participar en las votaciones, por más que no estemos de acuerdo, o no estemos capacitados.

Siempre que se cierra una ventana se abre otra, y ahí es donde hay que concentrarnos. Seamos objetivos.

Anuncios

3 comentarios en “Nuevo Aeropuerto de México ¿Cómo nos puede impactar?

  1. Pésima recomendación de CAPITALEZ al recomendar salir a votar en una encuesta ilegal, se equivoca el señor Padilla, esta encuesta es una tomada de pelo, como Lo ha venido haciendo López obrador. Como también se equivoca al decir que si la obra del,NAIM no se realiza, las cosas volverán a su curso y los mercados verán otras oportunidades. De verdad una posición vergonzosa, pues la confianza en el pais se va a derrumbar por un capricho senil.

    Me gusta

  2. Leí su opinión cargada a favor del NAICM, ahora lo invito a buscar información acerca de la corrupción que hay detrás del la creación del NAICM y el agujero de lavado de dinero que hay tras el mismo. Infórmese bien.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s