¿Dónde me conviene solicitar un financiamiento?

¿Dónde me conviene solicitar un financiamiento?

Hay una pregunta que frecuentemente me hacen ¿En dónde me conviene solicitar un financiamiento o crédito? ¿En un banco, en una SOFOM, en una FINTECH, en una crowdfunding? ¿Cuáles son las diferencias entre cada una de las instituciones y ¿Cómo solicitar un financiamiento?

PASO 1: DEFINIR

Lo primero que debes tener claro, como empresario o emprendedor, es para qué o cómo usarás el dinero. Lo primero que debes hacer es identificar si lo quieres como capital, es decir, como dinero de socios  o lo quieres como deuda.

Capital es el dinero que entra a la empresa como parte del patrimonio, el cual deberás pagar o recuperar a través del rendimiento que te genere tu propia empresa, es decir con las utilidades. Es dinero de planeación a largo plazo y es dinero que entra al riesgo del éxito de la empresa, es decir que va de la mano con el riesgo de los socios, por lo que siempre trae un compromiso sólido y profundo, por lo que se puede considerar como un matrimonio empresarial.

La deuda es un préstamo, es dinero que te entregan en forma de crédito, factoraje o arrendamiento (este último es través de la entrega de un activo) pero ya sea en especie o efectivo, debes pagarlo al final. Normalmente son pagos mensuales y de esta manera puedes ir amortizando o pagando el financiamiento que te dio la institución en plazos.

PASO 2: ¿PARA QUE?

Una vez teniendo esto claro, lo siguiente será definir ¿para qué vas a utilizar el dinero?. Puede ser para pagar inventarios, para hacer remodelación de instalaciones, para hacer campañas de mercadotecnia, para sobrevivir a una crisis, para maquinaria, en fin, pueden ser múltiples razones por las cuales necesites un financiamiento.

Debes analizar en este punto ¿Cómo vas a recuperar el dinero?  ¿De donde va a venir la fuente de pago del mismo?. Un buen crédito sería el que, el financiamiento, de primera instancia tendría que servir para generar mayores ingresos o para incrementar eficiencia (reducir costos), eso sería un crédito sano. Es decir, un crédito que se use para ser más productivo o incrementar tus ingresos o rentabilidad, eso siempre será sano financieramente hablando.

Todo lo que se salga de este destino debe ser repensado varias veces, y sobre todo tener un plan de acción muy claro de como lo recuperaras, ejemplo para salir de una crisis, deberás tener muy claro tu plan de acción para recuperarlo y poder pagarlo, así como un tu plan de respaldo por si el plan de acción no sucede, no puedes tomar este tipo de créditos dependiendo de la suerte o la iluminación divina, por eso es importante analizar muy bien este tipo de financiamientos, porque pueden ser peligrosos sin un plan de acción claro.

También debes valorar si la eficiencia que verás reflejada en tu negocio impactará en el corto plazo (en menos de un año) o si lo verás reflejado a largo plazo (en más de un año) esto ayuda a clasificar el plazo. Por ejemplo; cuando tu cliente se toma muchos días para pagar y necesitas financiar la operación en lo que cobras, es decir para pagar la nómina o gastos en el proceso, eso sería un financiamiento de corto plazo, o si necesitas el financiamiento por que estás en una etapa de emergencia, te urge la liquidez, pasas por un momento difícil o se atrasaron los pagos de tus clientes o debes asegurar la continuidad del negocio eso se clasifica como corto plazo.

Entendiendo que a veces se necesita financiamiento para salir de un bache, pero de preferencia siempre conecten un crédito con una generación adicional de ingreso y no una urgencia.

Saber si el plazo que necesitas es corto o largo, te ayudará a saber que producto necesitas. Los productos que se usan en el corto plazo son líneas revolventes o factoraje en las que usas el dinero y al pagarlo solo absorbes los intereses sobre el uso de línea. Puedes volver a usar y pagar cíclicamente, funciona en realidad como una tarjeta de crédito.

Y luego están los productos de largo plazo como: crédito simple, crédito hipotecario, arrendamiento. Es un crédito para pagar en cierto tiempo, ya sea 1 año, 2 años, 3 años, 5 años o incluso 10 años o más. Este tiempo tiene que estar alienado al uso que le des a tu crédito. ¿Por qué menciono esto? porque antes de entrarle con cualquier financiera, debes entender el producto que ofrece cada una. Aunque todas son instituciones financieras, no todas ofrecen todos los productos. Uno pensaría que los bancos que son las grandes instituciones financieras de banca múltiple ofrecen todos los productos, pero la realidad es que no y por eso necesitas saber a quién le tienes que pedir.

PASO 3 ¿Qué opciones hay?

BANCOS

Lo que el 99% de los empresarios hacen generalmente, es solicitar el dinero al banco en donde tienen sus cuentas. Digamos que ese es el proceso natural, 1) parece más fácil porque en teoría tienen toda la información de tu empresa y 2) porque definitivamente el banco es uno de los canales principales de fondeadores o financiadores de todos los países. Además, muchas veces los bancos son los que tienen o pueden ofrecer tasas mucho más competitivas, no las más bajas, pero si competitivas.

¿Por qué? Porque prestan el dinero de los ahorradores y normalmente sabemos que a los ahorradores les dan rendimientos muy bajitos lo cual hace que el costo del dinero para los bancos sea relativamente bajo y eso hace que el producto financiero que puedan otorgarte sea bastante competitivo. El problema es que los bancos tienen regulaciones muy rígidas, reglas muy complicadas que los hace ser un poco burócratas en su proceso de a quien le autorizan y a quien no le autorizan.

Es una realidad que hoy los bancos no son para todos, no todas las empresas, pese a su buen manejo, pueden calificar a un de crédito con ellos, no, a pesar de que te aparezca en tu portal que tienes “un crédito preautorizado” todavía te faltaría mucho camino por recorrer. Una realidad de financiamiento de bancos es que es más fácil acceder a ellos si te conocen, si eres su cliente, tienes cuentes de cheques con ellos, etc. De lo contrario, no es imposible, pero si complicado.

Otra cuestión es que los procesos en los bancos tienden a ser lentos y por alguna razón en el proceso siempre te hacen ir a una sucursal a firmar o hablar con un ejecutivo presencialmente, es una condición de los bancos.

Los bancos tienen algunos productos sin garantía, es decir que te otorgan un financiamiento basado en tu historial crediticio o flujo de efectivo y en base a eso te dan líneas que generalmente son montos chicos, pero si pasan cierto umbral, digamos, 2,5 millones ya requieren algún tipo de garantía real, que normalmente es una garantía inmueble.

Cuidado con los créditos que los bancos autorizan por cajero o las tarjetas de crédito, no es que no sean herramientas financieras que te ayuden a salir de ciertos problemas, pero aquí estamos hablando de créditos para destinos productivos, las tarjetas de crédito sirven para otra cosa, sirven para administrar tus gastos, no para financiarte, porque las tasas que van implícitas en una tarjeta son altas y complicadas.

¿Cuál es mi consejo en cuanto a bancos?

Solicita un financiamiento con el banco con el que llevas tus cuentas, con paciencia, tu objetivo con el banco es que te conozca, busca el camino más fácil para lograrlo, de esta manera será más fácil incrementar las líneas. Pero toma en cuenta que tu como empresario deberás acomodarte a los productos que el banco tenga, es decir; que el banco no se va a acomodar a tus necesidades de empresa ni a tus necesidades de flujo. Y desgraciadamente no todas las pymes califican para los créditos bancarios, no por que los bancos sean malos, sino porque las regulaciones son muy estrictas.

Los bancos sirven para cubrir necesidades de deuda, no de capital.

SOFOMES/ INSTITUCIONES FINANCIERAS NO BANCARIAS (IFNB)

Las SOFOMES en México o en otros lados del mundo, son instituciones financieras no bancarias, empresas que están dentro del sistema financiero, que tienen permitido otorgar cualquier tipo de producto de financiamiento a personas y a empresas, regulados por la ley del país, prevención de lavado de dinero, prevención al usuario financiero. Las SOFOMES son hoy el principal jugador financiero en México, hoy el 57% de los intermediarios financieros del país, son SOFOMES.

Un dato importantísimo, es que el 60% de las empresas en México, obtienen su primera línea de financiamiento en una SOFOM. Muchas veces esta línea de financiamiento facilita a las empresas el camino para conseguir un financiamiento en un banco.

¿Por qué? Porque las SOFOMES son empresas que están dentro del sistema financiero, con regulaciones que les permiten tener mayor flexibilidad, ellos no prestan el dinero de los ahorradores como en el caso de los bancos, ellos prestan dinero que esta creado para prestarse, entonces tienen un perfil 100% para financiar.

De hecho, en una encuesta dictada por la Comisión Nacional Bancaria de Valores, la CONDUSEF y el INEGI  se entrevistaron empresarios mexicanos que tenían en sus empresas más de 5 empleados y una de las sorpresas fue que solamente el 40% de los empresarios del país sabían de la existencia de las SOFOMES. Como empresario o emprendedor, es indispensable saber que existe este canal. Hoy en México hay cerca de 2mil SOFOMES de distintas especialidades, generalmente son PYMES focalizadas en algún producto financiero, segmento o región. Hay SOFOMES desde muy chicas hasta muy grandes,  que al ser empresas más pequeñas que los bancos con regulaciones más livianas, les permite ser más flexibles.

¿Qué beneficio puedes encontrar en una SOFOME?
Mayor velocidad, hasta la mas lenta de las SOFOMES es más rápida para resolver cualquier necesidad de financiamiento que un banco.

Mayor flexibilidad, una SOFOM siempre busca adaptarse a las necesidades de tu empresa, las SOFOMES tienen productos estandarizados, tienen sus reglas de juego, sus políticas, las cuales no son informales, pero tienden a ser mucho más flexibles para adaptarse al empresario.

Hay SOFOMES muy fintech o muy tecnológicas y hay SOFOMES muy tradicionales que operan como un banco de sucursales, el caso es que, entre las 2mil instituciones que existen, hay de todo.

Muchos me dicen es que las SOFOMES tienen condiciones muy complicadas o que cobran muy caro, pero tengo experiencia en casos en donde algunas cobran incluso menos que el promedio de un banco. Una SOFOM es buena cuando necesites velocidad y sobre todo cuando necesites flexibilidad. Además, en este caso la probabilidad de que te autoricen un financiamiento como empresario o emprendedor es mucho más amplia, precisamente por el mismo tema que les decía de las reglas flexibles.

Una SOFOM se esfuerza más en entender lo que necesitas y dártelo, sabemos que un banco solo evalúa si calificas o no, sin estudiarte a fondo. La SOFOM tiene más ese ímpetu o esa naturaleza de querer ayudarte, de querer servirte y venderte; entonces va a buscar con más creatividad como sí puede otorgarte un financiamiento.

Las condiciones son muy variadas, tasas altas, bajas, plazos largos, cortos, con créditos con garantías o sin garantías. Se encuentra una diversidad que no se encuentra en los bancos. Mi recomendación sería, si quieres algo más personalizado y quieres darte a conocer en el mundo financiero no bancario, una SOFOM es tu mejor opción.

Al igual que los bancos, las SOFOMES sirven para cubrir necesidades de deuda, no de capital.

FINTECH DE PRÉSTAMOS (LENDTECHS)

FINTECH no es otra cosa que finanzas con tecnología, en ellas podemos encontrar, Sofomes Fintech, bancos Fintech o Fintech naturales que son empresas fuera del sistema financiero como plataformas digitales que te dan créditos, me refiero a las plataformas que se dedican a dar financiamiento 100% en línea. En ellas la propuesta de valor es la rapidez.

“Sin salir de tu oficina” “pícale al botón y en 24 horas te doy el crédito” Efectivamente, brindan las soluciones más inmediatas, o rápidas cuando te urge el dinero, pero cuidado, la urgencia va conectada al riesgo para una institución financiera y eso se refleja en el producto financiero (tasas y comisiones normalmente más altas), con condiciones poco amigables para el usuario del financiamiento. Esto no aplica para todas las Fintech, pero si a las Fintech express, las que te venden velocidad.

Algo que es importante entender cuando se habla de Fintech, es que existen SOFOMES, BANCOS, SOFIPOS Fintech, o sea empresas del sistema financiero que te ofrecen hacer todo su proceso 100% digital, recordando que Las SOFOMES, Sofipos y los bancos pertenecen al sistema financiero, pero cuando hablamos de Fintech puede haber empresas Fintech fuera del sistema financiero. Los entes reguladores se dedican a observar que las instituciones financieras hagan las cosas de manera correcta, que no haya cláusulas abusivas, condiciones de protección al usuario y protecciones de lavado de dinero, lo cual siempre lo vas a encontrar en una SOFOM FINTECH o BANCO FINTECH.

Las FINTECH fuera del sistema financiero (SA de CV SAPI DECV, etc.) que no están reguladas no necesariamente son malas, pero no se tiene la protección, ni reglas contra cláusulas abusivas, debes tener claro que, en estos casos, el sistema financiero no te va a proteger. A veces lo más rápido no es lo mejor.

¿Qué pasa si no puedes acceder a financiamientos bancarios o de alguna SOFOM y estas plataformas son tu única opción? En este caso te recomiendo investigar a la empresa en Google, leer sus referencias, leer bien los contratos, las condiciones que te ofrecen. Mi consejo, sería no solicitar con empresas que no están reguladas, pero ante la urgencia, solo tener cuidado.

 

CROWDFUNDING / PLATAFORMAS DE FONDEO COLECTIVO

Por último, están otro tipo de Fintech llamadas crowdfunding o plataformas de fondeo colectivo, este es un tipo de modelo relativamente nuevo. En el mundo, tendrán 30, 40 años de existir, pero en México tienen apenas 12 años. El crowdfunding, para que me entiendan mejor, es como un modelo de Uber del financiamiento, en lugar de que la institución financiera sea la que te preste dinero, lo que hace es a través de una plataforma, consigue personas, empresas o inversionistas que quieren poner su dinero a trabajar, buscando mejores rendimientos que los canales tradicionales de la industria. De esta manera son esas personas los que prestan el dinero, no la institución financiera.  Estas plataformas ofrecen soluciones de deuda y de capital.

Las plataformas de crowdfunding, son un modelo público, novedoso y en ellas puedes encontrar las mejores condiciones, en ningún lugar podrías conseguir tasas tan bajas como en un modelo de crowdfunding, es en donde más barato puedes conseguir el dinero, incluso mucho mas barato que los bancos. Este modelo tiene un porcentaje de conocimiento aún menor que las SOFOMES, pues solo el 20% de los empresarios conocen los modelos de Crowdfunding.

Lo complicado de las plataformas de crowdfunding es que normalmente tienen procesos bastante estrictos para que una empresa califique y pueda ser publicada en la plataforma, es decir, la probabilidad de que te autoricen es limitada. Una plataforma no te presta, solo te evalúa, te pública y la gente es quien te presta. La plataforma juega un papel reputacional muy importante que la orilla a cuidar mucho a quien publica y por ello, sus reglas pueden ser incluso más estrictas que un banco. Pero más allá de eso, la gran ventaja que tienen las plataformas de crowdfunding que ninguna otra institución te puede ofrecer, es conseguir las mejores condiciones por ser canales públicos.

Hoy la comunicación es 100% digital, estamos interconectados a través de las redes sociales, esta conexión es importante para levantar financiamiento con la comunidad, pero además brinda beneficios mercadológicos, fidelidad, retención. Solicitar financiamiento en una SOFOM, en un Banco o en una plataforma digital de préstamos en línea es privado, pero si lo hacen en una plataforma de crowdfunding, es como gritarlo al cielo “la cafetería tal está buscando tanto dinero para este proyecto, calificó y paga tanto” funciona como publicidad gratuita para la marca y puede aprovechar el levantamiento de deuda o capital para hacer mercadotecnia o conectar con la comunidad y con clientes.

La gente que va a invertir en la cafetería va a ser gente que va a estar pendiente de la marca, del negocio. Que se pueden volver clientes fieles y que a la hora de decidir en donde comprar, claramente van a comprar en donde prestaron o en donde tienen invertido dinero.

También imagina el panorama de los empleados invirtiendo en el mismo negocio para el que trabajan, la mente de ese empleado, que además de ser empleado ahora es inversionista.

Hay 3 retos en las plataformas de crowdfunding:  

  1. La probabilidad de que te autoricen es complicada, debes tener muy bien tus números, tu historial crediticio, debes ser una empresa bastante bien armada para poder calificar.
  2. Es un proceso público y muchas veces los empresarios o emprendedores prefieren no compartirlo o que nadie se entere.
  3. Cuando se publica en la plataforma debes esperar a que toda la comunidad de inversionistas junte el dinero para obtener el financiamiento, esto puede llevar unos días, hay plataformas muy rápidas y muy eficientes que salen en segundos, hay otros que tardan un poquito más, pero vale la pena por los beneficios que ninguna otra institución financiera ofrece.

Hay otro tipo de instituciones que brindan soluciones de financiamiento (deuda) y capital, pero estas serian las principales para deuda.

PASO 5 ¿POR DÓNDE EMPIEZO?

Ahora que ya conoces las 4 principales instituciones de financiamiento para un empresario o un emprendedor ¿Cuál es mi consejo? ¿En cuál pedir al final? como todo el mundo de los negocios, la clave es diversificar, cuando estamos hablando de clientes, proveedores o ingresos, depender de una sola fuente es peligroso, si algo falla, arriesgarías la productividad, materia prima o ingresos. Lo mismo recomiendo en el mundo financiero, no tener solo una opción, diversifica.

Necesitas tener líneas para atender cosas de corto plazo, financiamientos para cosas de más largo plazo, arrendamientos para temas activos y eso no te lo puede dar una sola institución. En muchas de las instituciones financieras la base para brindarte financiamiento es conocerte, a través del conocimiento se genera confianza y las instituciones financieras pueden ir creciendo contigo, esa es la naturaleza normal de cualquier negocio en el mundo financiero.

Otro consejo es, indistintamente que necesites o no financiamiento te recomiendo crear historiales con empresas de distintos sectores, tener por ejemplo, una línea revolvente con el banco, factoraje para un cliente que te paga en 30 o 60 días, con una SOFOM. Crowdfunding definitivamente es un canal que tienes que empezar a explorar, tienes este beneficio de conectar con tu público y al mismo tiempo cubrir tus necesidades de financiamiento.

Toca puertas, empieza a solicitar, empieza a crear. Ten diversificadas tus fuentes de financiamiento: crédito, factoraje, revolvente, arrendamiento, son diferentes necesidades que tienes que considerar en tu negocio.

Verifica que pertenezca al sistema financiero, para validar a las empresas puedes meterte al buro de entidades financieras de la CONDUSEF o te puedes acercar también a las asociaciones que las agrupan, por ejemplo, ASOFOM de SOFOMES, AFICO de crowdfunding o plataformas de fondeo colectivo, a la ABM para los bancos.  Ello les da un sello de garantía de empresas que están públicas o mostrando que se hacen las mejores prácticas porque no hay empresas fraudulentas dentro de las asociaciones.

Si lees cualquier historia de éxito de cualquier negocio del mundo (no importando el sector o el tamaño) todas traen apalancamiento inteligente de capital, con esto pueden quitarse la idea de “deber es malo” “prefiero no deberle a nadie” es bueno verlo de manera inteligente, usarlo para algo productivo, para algo que te genere más ingreso, reduzca costos o te haga ser eficiente.

Las mejores empresas del mundo, las empresas que han tenido éxito, que han crecido, son las empresas que han apalancado inteligentemente su capital ¿Qué significa esto? que han utilizado el dinero de instituciones financieras para crecer su negocio de manera inteligente, no me refiero a sobre endeudar, tampoco pedir dinero solo por pedir.

Una muy buena estrategia para esto es que hay que basar tu capacidad de pago, en hechos reales y comprobables (flujo de efectivo, ventas actuales), no en el sueño de lo que puedes ganar mañana, esto ayudara a tener un buen control de hasta cuanta deuda conviene tener. Así mismo un buen balance de capital y deuda, siempre es lo más sano para tu empresa.

Último consejo, no te quedes con una sola opción, intenta todas, conoce todas. Planéalo, solicítalo sin urgencia y crea estas relaciones financieras. Espero que les haya servido y como siempre, me encuentran en mis redes sociales para dudas o sugerencia de temas.

Publicado por CapitalEZ

Porque creo que existen soluciones financieras para todas las #PYMES CEO Pretmex, tu aliado Financiero / CEO Lendera Crowdfunding Consejero ASOFOM / AFICO / NAFIN Maestro y Mentor UIA / Masschallenge / Enlace E+E Blog Capitalez.net

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: