Lo que todos los empresarios deben tener claro al empezar el año

Lo que todos los empresarios deben tener claro al empezar el año

Estamos iniciando un nuevo año y es una buena oportunidad para hablar de un tema de gestión de negocios que me han pedido mucho.  

¿Qué es lo más importante que como emprendedor o empresario debes considerar o tener listo para un buen arranque de año? 

Antes de entrar al tema, debes saber que todas las empresas son distintas y que, en este sentido, lo que es importante para unas, puede no ser tan importante para otras. Pero indistintamente de que cada empresa sea diferente, es una realidad que hay ciertas cosas que todas las empresas deben de tener claro al primer día de trabajo del año. Por eso si tú aún no lo tienes claro, enero es el momento ideal para comenzar a trabajar en ello.  

Aquí te dejo 4 cosas indispensables que debes considerar. 

Primero 

METAS Y OBJETIVOS CLAROS 

Esto debe responder a las preguntas ¿Qué es lo que quieres lograr? ¿A dónde quieres llegar? ¿Qué mercados quieres atender? Debes establecer objetivos preferentemente de manera SMART que sean específicos, medibles, alcanzables, retadores y siempre amarrados a una línea de tiempo. Las metas y objetivos para la organización y para cada miembro deben ser claras. Para hacerlo más fácil mi consejo es no tener más de 3 objetivos por área, por persona o inclusive por empresa. Te recomiendo escoger los 3 principales objetivos que consideres más importantes para tu organización.  

Segundo 

REVISA TU MODELO DE NEGOCIO 

Normalmente, las empresas tienen bastante claro cuestiones como quién es su segmento de mercado, cuáles son sus canales, cómo se relacionan con sus clientes, cuáles son sus fuentes de ingreso, sus actividades, recursos, relaciones clave o principales gastos, esto es porque, cuando empezamos a operar, nos acostumbramos en el día a día de cómo es nuestro modelo de negocio. Pero, aunque este sea tu caso y lo tengas todo claro, es importante que cada año lo revises con detenimiento, te asegures de que esté actualizado y ajustes todo lo que tengas que ajustar. Mi consejo es, no te acostumbres a hacer lo de siempre, cuestiónalo cada año y ve si sigue siendo válido el modelo de negocio o debes hacer cambios. 

Tercero 

PRESUPUESTOS Y UN PLAN FINANCIERO 

Lo más importante en un negocio es el flujo del dinero, no hay empresa (ni siquiera una organización no lucrativa) que pueda sostenerse sin dinero. Lo más importante para asegurar la operación de un negocio es la planeación financiera, es decir, la planeación del flujo de efectivo. Es importantísimo que tengas un presupuesto claro y alineado a las preguntas: ¿Cuánto vas a gastar? Y ¿en qué vas a gastar? Aquí entran las cuentas por cobrar, la planeación de ventas y proyección de ventas. Debes tener en tu plan financiero 3 perspectivas: uno esperado, uno optimista y uno pesimista.  

El esperado tiene que ver con los resultados de años anteriores o de un estudio de mercado. El optimista te hará pensar en lo que pasa si logras más de todo lo que esperas y el pesimista servirá para tener un plan en caso de que no salgan las cosas como has proyectado. Es bueno planear incluso el desastre, para identificar como se ve financieramente tu empresa cuando se estresa. Identificar lo que tienes que apretar desde el punto de vista financiero, tener a la mano instrumentos como líneas de crédito, financiamientos o estrategias de levantamiento de capital.  

El 55% de las empresas hoy en México mueren por este punto, por no planear bien el dinero, por no tener claro como ingresa y sale el dinero. Planéalo, usa Excel, no es tan difícil, en planeación financiera, el flujo de efectivo con los estados financieros (que son tus ingresos menos tus gastos) son similares, si vendes a crédito, si pagas a crédito eso empieza a jugar en el flujo de efectivo, lo que tú tienes que asegurar es flujo de efectivo, tener claro cómo puedes asegurar un flujo de efectivo positivo y creciente durante todo el año.  

Esto te sirve para estar preparado para lo peor, aunque no debas usarlo, siempre es bueno saber que hacer en caso de que sea necesario. Lo ideal es que tu flujo de efectivo actual cubra al menos 3 meses de operación, así siempre tendrás margen de maniobra ante un mal mes de ventas o cobranza. 

 Cuarto 

UN PLAN DE MARKETING  

Una de las cosas que tenemos claro en los negocios es que el mundo cambia muy rápido. El marketing es el canal principal que te ayuda a llegar a tus clientes. Por eso es importante identificar ¿Cuál es tu propuesta de valor? ¿De qué manera estás comunicando? ¿Cómo estás entregando tu producto a tus clientes? Revisa todo y actualiza, porque tus clientes están cambiando todo el tiempo. Es importante que vayas adaptando tu operación y tu negocio a la realidad actual de tus clientes. Hacer un plan de marketing te permite saber cómo acércate a ellos, mes a mes, día a día. No lo dejes solo a usos y costumbres, hay que estructurar, tener un plan. 

 Quinto 

PROCESOS CLAROS DE TRABAJO 

Muchas veces aprendemos a hacer las cosas, operando, haciéndolo día a día, pero no lo documentamos, no lo institucionalizamos, el tener procesos muy claros sobre todas las actividades claves de tu organización, va a hacer que entregues con calidad, va a hacer que te ayude a crecer, porque cuando tienes un procedimiento muy claro, muy efectivo, además de poder entregar calidad, te permite crecer, no depende de ti para crecer, puedes delegar tareas, puedes apoyarte en tu equipo, puedes enfocarte a las áreas en donde generas más valor, en lugar de estar apagando fuegos todo el tiempo, así que ten procedimientos muy claros, detecta en donde falta claridad, desarróllalos.  

Sexto  

FORMAR Y EVALUAR A TUS COLABORADORES 

Las empresas, por más tecnológicas que sean necesitan talento, necesitan equipo. Y el equipo está trabajando contigo ya sea porque les apasiona, por un sueldo o por cualquier razón que los motive a despertarse todos los días para ir a trabajar. Sin importar cual sea la razón, tu responsabilidad es tener claro como los formarás y ayudarás a crecer. No se trata solamente de desarrollarlos, debes tener un sistema de evaluación recurrente para poder retroalimentar a tu colaborador, para que mejore sus áreas de oportunidad y proteja sus fortalezas o en su caso, para corregir si hubiera algo que no estuviera funcionando. En el peor de los escenarios, plantear sustituir al colaborador o talento que no esté dando el resultado o no esté dando los objetivos, no te tienes que esperar hasta el final del año para hacerlo, para eso sirve tener un sistema de evaluación recurrente cada mes o cada trimestre. 

Todos los seres humanos tenemos fortalezas y debilidades, la clave es enaltecer las fortalezas y reducir las debilidades y para eso necesitas desarrollo, planes de capacitación muy claros, muy enfocados a que habilidades ó que competencias necesitas desarrollar en tu organización, así que revísalo, planea y empieza este año o tu ciclo de negocio de esta manera, con bases bien planteadas para que tengas mucho éxito y buenos resultados. 

Espero que apliques estos consejos, estoy seguro de que te darán claridad para iniciar el año. Recuerda que si tienes algún tema del que quieras que platique en el siguiente blog podcast no dudes en escribirme o sugerírmelo.  Sígueme en YouTube y Spotify en Capitalez o en redes sociales como @fernandopadillaez  

Spotify:

YouTube:

Publicado por CapitalEZ

Porque creo que existen soluciones financieras para todas las #PYMES CEO Pretmex, tu aliado Financiero / CEO Lendera Crowdfunding Consejero ASOFOM / AFICO / NAFIN Maestro y Mentor UIA / Masschallenge / Enlace E+E Blog Capitalez.net

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: