Emprendedor o Empresario ¿Cuáles son las diferencias entre uno y otro?

Fernando Padilla EmprendedoresMuchas veces parece que es lo mismo, otras veces parece que son dos cosas totalmente diferentes, y la realidad es que tiene en su naturaleza, en su nombre, una diferencia, el emprendedor es el que inicia un negocio, lo desarrolla o concibe nuevas áreas dentro del mismo, es el que está constantemente creando.

Cuando una empresa nace requiere ciertas habilidades, estas normalmente son ejecutadas, dirigidas y supervisadas por el emprendedor, el cual, por sí solo, es un tipo de empresario. En cambio, cuando hacemos referencia a empresario estamos haciendo una connotación hacia una persona que trabaja en una empresa ya consolidada desempeñando un puesto de alta dirección o a un emprendedor ya consolidado, alguien que ya tiene su empresa funcionando, que ya pasó la prueba de los primeros años, ya construyó un equipo, que ya está funcionando en forma, y los retos son diferentes, son de rentabilidad, consolidar y crecer la empresa.

Muchas veces, aunque los dos son empresarios, hay un reto y un chip en la cabeza de cada uno que genera la diferencia para el éxito o fracaso de su negocio, por eso muchas veces vemos las empresas nuevas que a pesar de sobrevivir los primeros años no logran consolidarse como grandes empresas, y dentro de las pocas que logran romper la barrera y saltar al siguiente nivel, muchas veces el cambio en las empresas viene cuando el emprendedor se retira y entra un nuevo director. Pero creo que esto no tendría que ser así, la clave es la habilidad de cambio de chip que tiene que tener el emprendedor.

La realidad es que si se necesitan diferentes habilidades y trabajar distintas cosas. Cuando eres un emprendedor, la empresa está creciendo y no tienes un exceso de presupuesto muchas veces estas en el proceso de construir un equipo que te apoye, no es fácil, a veces debes pasar por mucha gente para encontrar al equipo adecuado, y durante este proceso el emprendedor tiene que aprender hacer de todo, lo cual da una habilidad por encima de cualquier empresario consolidado, ya que a este le costaría crear y aprender hacer de todo.

En el proceso de construir y crecer una empresa, los principales enfoques son:

  1. Tienes que llegar al punto de equilibrio, lo más rápido posible, llegar al punto en donde no pierdas dinero para que puedas auto sustentar el negocio y hacerlo crecer, y en estos primeros años estas consolidando, reestructurando tu equipo, armando procesos. Posiciona a la empresa para ser competitiva. Básicamente te dedicas a crear valor en la organización, de la marca, del equipo, lo cual naturalmente debería llevar a utilidades, aunque no siempre sucede, cuando te enfocas solo a crear valor.
  2. Cuando ya estas consolidado, la prioridad número uno es generar rentabilidad, ganancia. El emprendedor debe cambiar el chip de creador de empresa o valor a convertirse en generador de utilidades, porque sin esto ningún negocio crece y rompe las barreras.

El emprendedor debe definir en que etapa se encuentra para que su gestión siga generando valor, crecimiento y rentabilidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s