Please disable Ad Blocker before you can visit the website !!!

¿Trabajar con un amigo?

by CapitalEZ   ·  23 julio, 2018   ·  

¿Es una buena idea trabajar con un amigo o un familiar?

Normalmente pensamos que a las personas que más confianza les tenemos es a un familiar o un amigo. Son a las personas con las que nos desahogamos, con quien platicamos y nos conocen y conocemos a fondo, pero contratarlo para que trabaje contigo puede ser algo muy peligroso. Por otro lado, qué bueno es trabajar con alguien en quien confías tanto y viceversa.

Imagina que esta persona que contrataste no está dando los resultados y tienes que correrla, pero es tu hermano, tu mejor amigo. ¿Qué harías? Si las reglas no están claras y los sentimientos bien separados, cualquier decisión que se tome posiblemente va romper la relación que tenían.

Es algo riesgoso y lo tienes que tener claro al igual que tu amigo o familiar, porque en el trabajo, y en las relaciones de amistad, o con familiares, la línea de separación entre la parte emocional y la profesional es delgada y confusa, causando en muchas ocasiones, cuando no se logra separar, conflictos y hasta la pérdida de la relación familiar o de amistad. Y créanme que es complicado separar la relación entre una amistad y una relación profesional.

Lo que debes tener como prioridad es mantener la amistad y/o la relación familiar; esta es la primera regla. Y si para mantener la relación, es mejor no iniciar una relación profesional, esa debería ser la decisión correcta.

Los seres humanos somos complicados, las relaciones interpersonales son complicadas, y muchas veces dentro del trabajo hay cosas calientes, complicadas, problemas que se tienen que enfrentar, que generan estrés o presión. La falta de inteligencia emocional se involucra, y cuando hay momentos complicados en el trabajo, nos afecta a todos los seres humanos. Es muy complicado.

Pero si de todas maneras deciden continuar, lo más importante es: que todo lo acordado se tiene que poner por escrito. Las reglas siempre deben estar claras para los dos lados, es lo más importante. Inclusive más claro que si estuvieras contratando a tu peor enemigo.

Cada quien entiende lo que quiere entender, cada quien tiene un mundo en su cabeza, cada quien tiene una expectativa sobre las cosas, por lo que lo que espera cada quien puede generar conflicto y sentimientos de traición si no se tiene claro.

En segundo lugar, ambas partes deben tener la madurez emocional para entender que: en el trabajo la relación personal se extingue, que en el lugar de trabajo uno manda, uno es el jefe y otro es el empleado, que a veces habrá conflicto, estrés, que te dirán que no, que el proceso de las compensaciones son igual que las demás, inclusive más estrictas con la relación personal. Y que saliendo de la oficina, no se habla de trabajo, de temas de negocio. Siempre se debe exagerar en la separación; lo laboral con lo social es difícil.

En la oficina no son amigos, ni familiares, son colaboradores con diferentes responsabilidades.

Por último crea una política sobre familiares y amigos, establécela para que cada ocasión que enfrentes este tipo de decisión tengas claro qué pasos llevar a cabo, y si algún familiar o amigo trabaja ya contigo, no esperes un segundo para dejar en blanco y negro todo lo acordado, para que hablen sobre la separación emocional y para establecer estas políticas.

Cuando se involucran los sentimientos en una negociación se puede perder la relación de amistad o familiar. Analiza muy bien, debes tener claro que hay una línea muy delgada que puede afectar su relación.

Fernando Padilla

Director de Pretmex Presidente de ASOFOM Consejero en Lendera

Deja un comentario

ads
View : 59 Click : 0
A %d blogueros les gusta esto: