Please disable Ad Blocker before you can visit the website !!!

¿Cómo comprar un activo para mi empresa? ¿Arrendamiento, crédito o al contado?

by CapitalEZ   ·  15 junio, 2021   ·  

Toda empresa, indistintamente de su tamaño, lugar y giro, requieren y cuentan con activos (equipo, maquinaria, mobiliario, computadoras, etc.) para poder operar, y la estrategia sobre como los mantienen al día y eficientes, la estrategia en como inviertes o usas tu dinero en los activos, se vuelve clave para tener éxito y destacar en un mundo cada vez más competitivo y global.

Hay distintas formas para hacerte de estos activos, y es fundamental conocerlas para poder tomar las mejores decisiones.

  1. Comprar de contado

El pago de contado es en el que simplemente adquieres el activo de manera inmediata pagando el total de su valor y pasa a ser de tu propiedad. Este pago se basa en la liquidez que tengas en tu empresa.

  1. Cómpralos a crédito

El crédito es el derecho a disponer de un dinero ajeno o capital a cambio de un interés, pagando capital e intereses en un plazo establecido. En el crédito, el activo sólo sirve de garantía del mismo, por lo que eres dueño del activo, pero te dan la propiedad hasta el último pago.

 

  1. Réntalos, ya sea con:
    • Arrendamiento Puro
    • Arrendamiento financiero
    • Renting

El arrendamiento es donde pagas una renta por el uso del activo. Al final, puedes regresar el activo o comprarlo a un valor descontado a la arrendadora, pagando su valor residual o depreciado. El activo es propiedad de la arrendadora y el contrato te concede el derecho del uso durante un plazo forzoso -normalmente en las rentas- se incluyen algunos rubros como accesorios, seguros, comisiones, trámites, tenencias, etc.

Las principales diferencias que existe entre arrendamiento puro, financiero o renting, se basan en la estrategia de deducibilidad

Pero ¿Cuál es el más conveniente para mi empresa?

Depende de los gustos personales o de la estrategia de flujo y fiscal de las empresas.

Conviene que sea de CONTADO cuando:

  1. No te gusta deber dinero.
  2. Te sobra el dinero y tienes mucha liquidez.
  3. Te gusta tener el control y negociar con tu proveedor con la fuerza del pago de contado.
  4. El mantenimiento y las modificaciones del activo es voluntario lo puedes o no hacer, ya que el riesgo que se descomponga o deteriore es tuyo.
  5. Te gusta pagar impuestos, principalmente ISR, porque vas a deducir lento el activo con la depreciación.
  6. No te gustan las finanzas o no las entiendes y en lugar que el dinero trabaje para ti, prefieres no complicarte la vida y no deberle a nadie. Y esto es porque tu dinero invertido en un activo (coche, maquina, computadora) lo único que tienes seguro es que ese dinero todos los días vale menos, por lo que comprar de contado te garantiza que tu dinero vale menos.
  7. Normalmente no tienes nuevas oportunidades de negocio o inversión.

Conviene que sea de CRÉDITO cuando:

  1. Quieres que el activo sea tuyo, pero no te sobra capital y prefieres aprovechar el dinero de alguien más para lograr adquirirlo.
  2. No te preocupa el apalancamiento / endeudamiento de tu empresa.
  3. Te gusta hacer pagos anticipados. De inicio, el crédito siempre te requerirá un enganche, normalmente es arriba del 25%.
  4. Te gustaría pagarlo anticipadamente.
  5. Te gusta pagar impuestos y normalmente no usas estrategias fiscales, para reducir tu cargo de ISR, ya que lo deducirás como dicta la depreciación contable.
  6. Eres una persona física y no pagas impuestos o no los pagas directamente.
  7. Te gusta tanto el activo y piensas conservarlo para dejárselo a tus nietos. Quieres sentirte dueño de los fierros, por lo que es muy buena opción para los que les gustan los autos que se van a convertir en clásicos.

Conviene que sea con un ARRENDAMIENTO cuando:

  1. Te gusta el olor a nuevo y estar en la punta tecnológica, es decir, quieres que tus autos, máquinas, equipo de cómputo se mantengan al día, para hacer frente a la competencia mundial, ejemplo, te gusta cambiar tus autos cada 2 o 3 años, modernizar tu maquinaria cada 3 o 5 años, o tu equipo de computación cada 1 o 2 años.
  2. No te gusta pagar enganches ni pagos anticipados altos. Dependiendo de la institución podrías arrancar el arrendamiento sin enganche o pagos anticipados. Aunque en la práctica se pide algún depósito de garantía que normalmente no supera el 10% del valor del activo.
  3. Quieres que tus pagos mensuales sean lo más bajos posibles. En arrendamiento los pagos son más bajos que en crédito, Porque en realidad solo estas pagando una parte del valor del activo (lo que se va depreciando), lo que se queda en el residual no lo tienes que pagar, por ende no necesitas descapitalizarte.
  4. Quieres que el costo del mantenimiento sea bajo, ya que cuando el activo es nuevo normalmente sus costos son bajos. Esta es una buena opción para personas que no conocen mucho de mecánica y odian el trato con los talleres.
  5. No estás seguro de que quieras quedarte con el activo, y prefieres decidirlo al final del contrato y no al principio, no sabes que tal va a salir, mejor lo usas y luego decides.
  6. Aunque pagas tus impuestos, haces estrategias fiscales legales que te ayudan a reducir tu carga de impuestos. El impacto directo en la reducción de pago de impuestos puede llegar hasta el 40%, en una de esas el fisco paga tu renta o gran parte de ella.
  7. De inicio No quieres apalancar a la empresa, al menos si contratas arrendamiento puro o renting, ya que no se registran en el pasivo de la compañía debido a que es un contrato de rentas.
  8. Te gusta mantener tus activos en buen estado. La arrendadora te va a obligar a tenerlos en buenas condiciones.

 

Hagamos un análisis económico para que veas las diferencias entre los distintos productos.

Supongamos que vas a comprar un camión de transporte de personal que cuesta $120,000.00, de acuerdo a la ley contable de tu país puedes deducirlo en 5 años, es decir $24,000 al año.  Pensemos que tienes una opción de crédito, una de arrendamiento puro y otra de arrendamiento financiero, donde, en el producto de crédito te dan una tasa de interés sobre saldo insoluto del 15%, en el arrendamiento financiero se establece 0% de pago inicial y un valor residual del 1% del valor actual, es decir solo deberás pagar $1,200 para quedarte con el camión y en el arrendamiento puro establecen, sin pago inicial y un valor residual de 60% es decir si al termino de los 12 meses te quieres quedar con el camión solo pagaras $72,000 por él.

Y al final de los 12 meses indistintamente del producto financiero quieres quedarte con el camión y pagarlo.

Así se comportaría aproximadamente el producto financiero que elijas (no es el cálculo exacto son aproximaciones).

Tu primera conclusión será si pago de contado, pago menos, obvio si compras el camión al final, porque si no lo compras, es decir no pagas el valor residual en el arrendamiento puro, este sería el que menos pago te requiere. Pero financieramente así no funciona el dinero, vamos a verlo en flujo de efectivo, es decir cómo se comporta tu cuenta de banco.

Ahora fíjate como queda tu cuenta de banco al final, y más importante aún, cual tiene más dinero promedio al mes. El arrendamiento puro, y si entendemos que vivimos en épocas que se dice que “CASH IS KING”, la liquidez es el rey del juego, ustedes díganme en cual producto tienen más poder.

En el ejercicio asumí una decisión muy conservadora de invertir el saldo promedio en cetes, pero que pasaría si esa liquidez la usaste para otra cosa, como por ejemplo, abriste una nueva sucursal que incremento tus ventas 15%,  invertiste el dinero  en un sistema que incrementa la productividad de la compañía 20% o lograste una reducción de costo de materia prima del 10%, por pagar de contado, dime, ¿Dónde pagaste menos por el camión?.  Algunos me dirán que en la opción de crédito, contado y AF, eres dueño del camión y lo podrías vender, veamos ese ejercicio.

Estoy asumiendo que el valor comercial del camión es de $72,000 y ese es su valor de venta. En el caso de arrendamiento financiero, desconté el pago de $1,200 de su residual. Probablemente el mayor saldo final otra vez quede en contado, pero el saldo promedio se mantuvo en el arrendamiento puro como el más alto, de nuevo el que más poder te da, ahora metamos el impacto en impuestos, para ver al final cuál opción realmente costo más y cuál menos.

En este ejercicio de nuevo asumí que se compra el auto al final en ambos arrendamientos, pero en el número final desconté los impuestos que dejas de pagar por la deducibilidad y el gasto. El arrendamiento puro se vuelve la forma más barata de comprar el camión.

De nuevo si no compras en el término del arrendamiento aún mejor.

Para qué dejar tu dinero en un fierro que vale menos todos los días, mejor ten el control de tus finanzas y de tu negocio quedándote tú con el dinero en tu banco.

¿Dónde adquirir un Arrendamiento? 

Algunos Bancos y otras Instituciones Financieras tienen líneas de arrendamiento. Normalmente los bancos solo ofrecen arrendamiento financiero.  En el sector de las SOFOMES (Sociedades financieras de objeto múltiple) hay varias que se dedican a dar arrendamiento puro y financiero. También hay empresas que no son ni SOFOMES, ni Bancos y también los otorgan, normalmente el producto que ofrecen solamente es arrendamiento puro, también hay empresas de crowdfunding o mejor dicho crowdleasing (arrendamiento colectivo) que ofrecen arrendamiento bajo la modalidad disruptiva de fondeo colectivo, que tienen grandes ventajas tanto en el producto, como de conexión con la comunidad, con tus clientes, inclusive con tus empleados, de manera poderosa.

También en los oferentes encontrarás especialistas, algunas sólo manejan un tipo de producto, por ejemplo, para el arrendamiento de coches solamente, o solo equipo de cómputo o algún sector en especial como agropecuario, así mismo existen los todólogos, que pueden arrendarte cualquier tipo de activo. La realidad es que hay múltiples alternativas en el mercado y cada día hay más.

Consejos al comprar de contado, sacar un crédito o arrendar:

  • Siempre busca las ofertas y compara.
  • Siempre investiga la institución donde lo solicitas, googlealo, ve opiniones de otros usuarios, investígalos, ve si pertenecen al sistema financiero en el buró de entidades financieras buro.gob.mx de CONDUSEF (siempre será mejor y más seguro), también explora que pertenezcan alguna de las asociaciones serias del sector, eso te asegurará que al menos es una empresa activa, visible y con las mejores prácticas, por ejemplo ASOFOM (www.asofom.mx)  crowdfunding (www.afico.org), entre otras.
  • Cuando hagas tus cálculos de cuánto cuesta cada opción, no es comparable el crédito y el arrendamiento, porque la idea del arrendamiento es que no quedarte con el activo, sino modernizarlo, la única decisión de comprarlo es porque le vas a ganar si lo vendes o porque su vida útil todavía es amplia y nadie quiere arrendártelo, no pongas tu dinero en fierros.
  • El dinero más valioso y que más te cuesta es el que está en tu bolsillo, el que es líquido, el que está en tu cuenta de banco, porque el hecho de gastarlo te cierra la oportunidad de invertirlo en más cosas, y aunque no veas un costo claro, no tener la capacidad de tomar una oportunidad, se vuelve mucho más caro que la tasa más alta del mercado, por eso no debes de comparar sólo la tasa y el costo total.
  • La formalización de un crédito o arrendamiento siempre debe hacerse mediante un contrato. Lee todos los detalles del contrato, identifica en especial los gastos que te corresponden.
  • Siempre en la compra de un activo evalúa los costos de mantenimiento, las garantías y el servicio postventa.
  • Pregunta siempre que pasa si quieres pre-pagar o terminarlo anticipadamente, algunas instituciones no lo permiten o te multan si lo quieres hacer.
  • Si piensas adquirir el activo al término del plazo de arrendamiento, pregunta desde un principio el monto que deberás cubrir al finalizar el contrato, ya que usualmente el costo residual es mucho más alto que las mensualidades, aunque casi siempre es más bajo que el valor en el mercado.

¿Cómo vas a comprar tu equipo y maquinaria? ¿Cuál va a ser tu decisión, al contado, por crédito o por arrendamiento? ¿Cuál es la decisión más inteligente para tu empresa? ¿Qué decisiones vas a tomar?

Muchas gracias, espero que les haya gustado y que los números hayan sido claros, se que entender los números sueles ser complicado pero un empresario tiene la responsabilidad de utilizar su dinero de manera inteligente. Si quieren que hable de algún tema en específico en el siguiente video – podcast, escríbeme en las redes sociales, búsquenme como Fernando Padilla Ezeta o en http://capitalez.net

 

 

Fernando Padilla

Director de Pretmex Presidente de ASOFOM Consejero en Lendera

Deja un comentario

ads
View : 936 Click : 0
A %d blogueros les gusta esto: